Por: Esteban Oviedo 13 marzo, 2013

Cada vez más costarricenses creen que la mandataria Laura Chinchilla sabe cómo resolver los problemas del país, pero no lo hace. El grupo de personas con ese convencimiento subió del 41% al 50% entre octubre y febrero.

Según la última encuesta de Unimer, otro 13% considera que la presidenta sí sabe cómo solucionar las dificultades, pero necesita más tiempo; y solo un 1% cree que está resolviendo los líos.

Por otra parte, empeoró la percepción de corrupción en el Gobierno. Creció de un 68% a un 74% el sector que cree que la administración es corrupta.

En lo que el Ejecutivo sí tuvo mejorías fue en la opinión pública sobre el manejo del gasto y sobre quiénes son los beneficiados con su gestión. En el primer caso, subió de un 12% a un 16% el sector que cree que maneja los recursos con cierta eficiencia.

En el segundo, bajó de un 89% a un 85% el grupo que dice que Chinchilla gobierna pensando solo en algunos sectores.

En cuanto al gabinete, las opiniones negativas continúan en el mismo nivel. Más del 60% considera que la labor es mala o muy mala y solo un 6% cree que es buena o muy buena.

En tanto, el índice de confianza en el Gobierno, indicador conformado con base en todas estas opiniones, empeoró por novena ocasión consecutiva. En escala de 0 a 5, pasó de 0,815 a 0,769.