50 entusiastas de todo el país intercambiaron experiencias

Por: Monserrath Vargas L. 4 abril, 2013

Tiene 13 años, y ya suma dos de haberse “enganchado” con los robots. Su nombre es Jairo Rodríguez y viajó desde San Carlos para participar en el Día de la Robótica, que se celebró ayer en la Universidad de Costa Rica (UCR).

“En ningún otro lado he visto que utilicen electrónica avanzada (con dispositivos llamados arduinos ), solo electrónica ‘de la vieja’, por eso aproveché la oportunidad para venir”, dijo el colegial.

Su maestra hasta ahora fue Internet y su principal sueño es desarrollar un robot “que cree mapas autónomamente”. Aunque ya ha estado experimentando, hasta el momento solo logró concretar su objetivo en un 50%.

Sin embargo, confiesa que sí ha creado lo que él llama “robots sencillos, que siguen líneas o avanzan sin chocar con nada”.

Como este muchacho, otros 50 entusiastas de la robótica –principalmente universitarios– se reunieron ayer en el salón multiusos de la Escuela de Estudios Generales, en San Pedro de Montes de Oca para participar de talleres.

“No tengo mucha experiencia en el campo, solo había trabajo con LEGO Mindstorms en el colegio, pero decidí aprovechar para ver si se puede aprender un poco más”, dijo Natalia Araya, estudiante de Ingeniería Eléctrica.

Los talleres se impartieron para principiantes, intermedios y avanzados en robótica, durante la tarde del miércoles.

Los participantes trabajaron con visión por computadora (detección de rostros, líneas); control de motores y sensores y programación básica, explicó Laura Fonseca, estudiante de Ingeniería Eléctrica, quien además participó en la organización.

La actividad también contó con expertos en este campo como Federico Ruiz, del Arcos-Lab, y Alexis Maldonado, investigador de la Universidad de Bremen.

Ellos abordaron temas como robótica cognitiva, la cual plantea que los robots puedan orientarse al servicio y asistencia de los humanos en tareas complejas y menos repetitivas, además de la robótica predictiva y manipulación de objetos.

Ruiz, quien fue uno de los principales organizadores del evento, aseguró: “Este es un taller de iniciación en el que no se pueden terminar proyectos grandes en unas horas; es para foguearse”.

Por eso analizan la idea de celebrar una actividad similar en 2014, pero que se extienda por una semana.

Alexis Maldonado dijo que celebraciones como esta permiten a los alumnos “darse cuenta de que las cosas que se hacen en laboratorios de punta no son tan diferentes a las que se aprenden acá”.

Etiquetado como: