Se trata de tres sondas para hacer ultrasonidos gástricos

Por: Luis Edo. Díaz 12 diciembre, 2012
 Las sondas son como las de la imagen. En uno de sus extremos tiene una cámara, que es la que permite del médico explorar el organismo de un paciente. | ARCHIVO
Las sondas son como las de la imagen. En uno de sus extremos tiene una cámara, que es la que permite del médico explorar el organismo de un paciente. | ARCHIVO

San José (Redacción). Tres sondas para ultrasonido, valoradas en ¢176 millones ($350.000), fueron sustraídas ayer del Hospital Max Peralta, en Cartago, informaron las autoridades de la CCSS.

Las sondas, que se parecen a unas “mangueras delgadas”, son parte del equipo principal de ultrasonidos del hospital y fueron robadas de uno de los salones del Centro de Detección Temprana de Cáncer Gástrico.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) indicó que ya realizó la denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y, además, se envió una alerta a todos los países de Latinoamérica, pues se presume que el equipo no sería colocado en el mercado local.

A pesar del robo, la directora del hospital, Krissia Díaz, manifestó por medio de su oficina de prensa que la atención a los pacientes no se verá afectada, pues “el hospital cuenta con varias sondas sustitutas que desde ayer se están utilizando”.

El hospital de Cartago es uno de los centros que la Caja intervino este año, debido a fallas en la atención y su administración.