Por: Óscar Rodríguez 21 mayo, 2013

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) aprobó una serie de cambios para los procesos de fusiones de entidades financieras, que empezaron a regir el pasado 13 de mayo.

Las nuevas reglas estipulan que una vez haya un acuerdo entre entes supervisados, deberá informarse por escrito el nombre de la entidad resultante y desinscribir a las que queden inactivas. En caso de que la fusión sea entre grupos financieros deberá detallarse si incluyen todas las empresas

“Nuestra posición como reguladores es tutelar que las fusiones sean transparentes para los usuarios y, en aquellos casos en donde la estructura de capital de las entidades involucradas es pública, que también lo sea para los propietarios, en particular en el caso de intereses minoritarios”, dijo José Luis Arce, presidente de Conassif.

Etiquetado como: