FCL se entregará otra vez en 2016; en promedio un 70% de las personas lo pide

Por: Óscar Rodríguez 4 mayo, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

El retiro del fondo laboral fue la principal consulta o reclamo que las personas realizaron ante las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC) y en la Superintendencia de Pensiones (Supén) durante el 2012.

El año anterior significaron un 22% de las 531 quejas que los afiliados presentaron contra su operadora. Por tercer año consecutivo, este tipo de consultas fue el principal, según la Supén.

El Fondo de Capitalización Laboral (FCL) es un ahorro constituido con el aporte patronal del 3% del salario del trabajador que reporta a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Los trabajadores tienen derecho a retirar, la mitad de los recursos, cada cinco años si ha mantenido una relación con un mismo patrono o cuando haya finalizado su relación laboral.

En el 2016 será el próximo periodo en que se pueda hacer el retiro del fondo laboral. Durante la última entrega del FCL, hace dos años, en promedio un 30% de afiliados mantuvo los recursos en su operadora, según los datos de la Superintendencia.

“La gran duda de la gente siempre es ‘¿cuándo me lo pagan?’. Además del procedimiento por seguir para obtener el dinero en el caso de que sea un ruptura laboral que es 15 días hábiles después de que la persona hace la solicitud oficial ante su operadora de pensión”, explicó Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones.

Actualmente, 2,1 millones de personas están afiliadas a un régimen de pensión complementario, según la Supén.

Dudas. La segunda consulta más recurrente de las personas es sobre los estados de cuenta que la operadora de pensiones envían dos veces al año. En este caso, la duda principal es sobre la interpretación de la información que se les remite, como el rendimiento y la rentabilidad de sus recursos.

“Creo que el estado de cuenta no es totalmente claro por un tema de entendimiento financiero (de las personas). La información que debe recibir el afiliado, de su operadora, debe ser lo más clara posible. Pero al final debemos de cumplir con un formato que nos dicta la Supén”, enfatizó Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones.

Precisamente, la entidad supervisora realizará una serie cambios en el formato de los estados de cuenta a partir del próximo año.

“Vamos a remozar el formato para incorporar la mayoría de las preocupaciones, sugerencias y consultas que hemos recibido de los afiliados”, recalcó Édgar Roblas, superintendente de Pensiones.

Los jerarcas de las administradoras de fondos consultadas reconocen que las quejas de afiliados crecen cuando las personas sienten que sus demandas no son atendidas de forma correcta y no obtuvieron respuesta satisfactoria.

“Nos corresponde educar a nuestros clientes con el propósito de que ellos se interesen en su fondo complementario porque al final es su dinero. No es un régimen común como el administrado por la CCSS”, precisó el gerente de Popular Pensiones.