Ambas empresas tenían 6 meses para solucionar conflicto y plazo ya casi vence

 22 octubre, 2012
 En mayo del 2012 Argentina aprobó la expropiación de YPF. | ARCHIVO
En mayo del 2012 Argentina aprobó la expropiación de YPF. | ARCHIVO

madrid. efe La petrolera Repsol tiene todo preparado para presentar, a partir del 10 de noviembre, una demanda de arbitraje internacional por la confiscación del 51% de YPF, con el objetivo de que Argentina pague a la firma española una compensación justa por lo que considera un expolio ilegal.

En mayo, Repsol remitió una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en la que declaraba la existencia de una controversia entre la compañía y el Estado argentino, con lo que dio el primer paso para llevar el caso ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (Ciadi).

Entonces, se abrió un plazo de seis meses para que ambas partes intentaran llegar a un acuerdo antes de que Repsol presentara definitivamente la demanda de arbitraje, un periodo que expira el próximo 10 de noviembre, según informaron a EFE fuentes jurídicas.

Desde que estalló el conflicto en abril, el Gobierno argentino no ha dado muestras de querer llegar a un acuerdo con Repsol, según las fuentes, por lo que “no parece probable” que se pueda alcanzar antes de dicha fecha.

El objetivo de Repsol es que se declare ilícita la actuación de Argentina y que se le condene a restaurar la situación o, en caso contrario, a indemnizar a la compañía por daños y perjuicios.

Hasta la “nacionalización”, Repsol era el máximo accionista de YPF, con el 57,4% del capital.