Personas tienen problemas al remitir dinero por medio de banca electrónica

Por: Óscar Rodríguez 11 abril, 2013

La inscripción de cuentas de terceros para realizar transferencia de recursos mediante el sistema de banca electrónica, pone en apuros a los clientes del Banco de Costa Rica (BCR).

Las principales dificultades que afrontan los usuarios aparecen en el momento del registro de las cuentas y cuando la entidad bancaria les remite –por medio de correo electrónico– las claves para activar el sistema de transferencia de dinero.

Hasta las 3 p. m. de ayer, la entidad tramitó 15.000 llamadas en el centro de servicio al cliente para aclarar dudas de los usuarios, confirmó Errol Gamboa, gerente de Medios Electrónicos del BCR.

Este banco estableció como paso obligatorio, desde el pasado sábado 6 de abril, que todos sus clientes inscriban las cuentas de terceros hacia las cuales remiten dinero, sean del mismo banco o mediante el Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe).

La medida pretende elevar los mecanismos de seguridad de la entidad, ante el riesgo de fraudes electrónicos

Actualmente, 300.000 personas utilizan el sistema de banca electrónica en la institución. La expectativa a corto plazo es que unos 100.000 clientes –los más asiduos al servicio de banca electrónica– hagan el registro, explicó Gamboa.

Atrasos. El funcionario del BCR reconoció que han solventado en la marcha los problemas de los clientes y modificado las instrucciones sobre el registro de cuentas. Por ejemplo, muchas personas consultaban si era necesario matricular sus propias cuentas del banco, pero esto no deben hacerlo.

“Para corregir las dificultades con el envío de los correos con las claves, conversamos con las compañías de grandes cuentas de correo porque nosotros vemos que los mensajes salen, pero los clientes dicen que no les ingresan”, explicó.

Tras una consulta de La Nación, en su perfil de Facebook, sobre contratiempos al completar el proceso, unas 150 personas mostraron su disconformidad. Entre los problemas sufridos, se citan que una vez recibidas las nuevas claves, ingresaban en el sistema y este nos les permitía hacer la transferencia.

Gamboa explicó que tras hacer la matrícula, el usuario debe esperar una hora a partir del momento en que reingresa a su perfil en la web para poder hacer las transferencias a terceros; es decir, no apenas la persona termina de rellenar los formularios en línea.

“Notamos también que algunos usuarios cometieron algún error a la hora de registrar su propio correo y por esta razón no recibían sus claves. Una vez que los atendíamos por teléfono, se arreglaba”, dijo.