Por: Irene Rodríguez 20 junio, 2012

San José (Redacción). Aunque el 61% de los refugiados que viven en Costa Rica dice desarrollar una actividad que le genera ingresos, solo el 21% está inserto en el sector formal.  Además, el 46% vive con menos de ¢100.000 mensuales y otro 29% vive con entre ¢100.000 y ¢200.000 por mes.

Estos son los resultados preliminares del estudio “Personas refugiadas hoy en Costa Rica: voces, retos y oportunidades”, presentado la mañana de este miércoles por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Asociación de Consultores y Asesores Internacionales (Acaic).

“Sí hay un fuerte trabajo que debe hacer el Estado para dar apoyo. No se trata de pedir cosas regaladas, sino de que den oportunidades. Hay serios problemas de información en el país”, comentó Angie Méndez, refugiada colombiana y estudiante.

El estudio tomó en cuenta una encuesta de 313 personas mayores de 18 años y grupos focales y mesas de discusión con 58 personas.

En Costa Rica viven cerca de 12.500 personas refugiadas que se vieron forzadas a salir de su país por motivos de géneros, etnia, grupo social, tendencia política o religión.

Etiquetado como: