Hallazgo aclara el mecanismo influyente en la herencia donde no media la genética

 28 enero, 2013

Científicos de la Universidad de Cambridge descifraron cómo varios rasgos y comportamientos se heredan entre generaciones, sin mediación directa de genes. Este mecanismo de herencia y la ciencia que está tras él se llaman epigenética: un sistema que “enciende” y “apaga” un gen en particular, haciendo que este se manifieste o no en el desarrollo de un organismo.

Ese proceso funciona gracias a indicadores químicos llamados biomarcadores epigenéticos. Los indicadores se pegan al ADN y les “dicen” a las células que usen o ignoren un gen en particular. El indicador más común es un tipo de molécula llamada “grupo metilo”.

El estudio inicialmente encontró que los grupos metilo suelen convertirse en grupos hidroximetilo. Entonces, se diluyen y desaparecen en las células germinales, las que luego se convierten en espermatozoides y óvulos.

Al desaparecer durante la creación de las células germinales, se “reprograma” la manera en que las células de la descendencia interpretan esos genes.

Sin embargo, los investigadores también determinaron que unos pocos grupos metilo se salvan de esa reprogramación, aparecen en las células germinales y son heredados de padres a hijos.

Los indicadores epigenéticos están influidos por experiencias en la vida temprana de las personas, y median en el desarrollo de las generaciones siguientes.

Por ejemplo, un estudio del 2006 encontró que los hombres tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares si sus abuelos paternos vivieron una época de escasez alimentaria.

Al contrario, las mujeres vivirían menos si sus abuelas paternas vivieron durante una hambruna.

Otro estudio más reciente, publicado el año pasado en el Quartery Review of Biology , halló que la homosexualidad está determinada por factores epigenéticos.

Algunos indicadores genéticos controlan los rasgos sexuales, como la identidad y la orientación sexual. Cuando los indicadores se transmiten de padre a hija y de madre a hijo, estos rasgos modifican la manera en que el feto responde a niveles atípicos de testosterona en el vientre materno.

Etiquetado como: