Por: Juan Fernando Lara 13 abril, 2013

Al morirse una persona, se define cómo se distribuirán sus bienes y se honran sus últimas voluntades; de ahí los testamentos.

Google tiene eso claro y, por eso, habilitó la posibilidad de heredar sus cuentas de Google o borrarlas.

Con el aséptico nombre de “ Administrador de cuentas inactivas ”, el asunto es de vida o muerte.

“¿Qué ocurrirá con tus fotos, correos electrónicos y documentos cuando dejes de usar la cuenta? Google te permite controlar todo esto”, plantea la página de inicio.

Este servicio permite al interesado compartir sus datos con amigos o familiares, o eliminar todo.

El usuario define en un formulario de activación, sencillo y de pocos pasos, aspectos como el tiempo de espera tras el cual la cuenta será inactiva y quien se enterará por correo o mensaje de texto del cierre.

Antes de cualquier acción, Google primero alertará con anticipación al titular de la cuenta sobre la posible clausura. Este periodo de aviso previo también lo define la persona en el formulario.

Entre otros servicios cobijados por esta facilidad, se incluyen: Blogger; Contactos y Círculos; Drive; Gmail; Google+Perfiles, Páginas y Streams ; álbumes virtuales de Picasa, Google Voice y YouTube. Se ofrece la posibilidad de borrado completo tras una inactividad de entre tres meses a un año o que el contenido se transfiera a otra personas (un máximo 10 cuentas).

“Esperamos que esta nueva herramienta permita planificar tu vida digital post mortem , para proteger tu privacidad y seguridad y hacer la vida más fácil para tus seres queridos una vez que te hayas ido”, anota Andreas Tuerk, gerente de producto de Google en el blog de políticas de servicio de la empresa.