Por: Esteban Mata Blanco 10 mayo, 2013
 El ministro Carlos Ricardo Benavides (izq.) compartió con el jefe del PUSC, Rodolfo Sotomayor (ctro.), y el diputado Luis Alberto Rojas. | GESLINE ANRANGO
El ministro Carlos Ricardo Benavides (izq.) compartió con el jefe del PUSC, Rodolfo Sotomayor (ctro.), y el diputado Luis Alberto Rojas. | GESLINE ANRANGO

Las puertas de Casa Presidencial se abrieron ayer para el jefe del PUSC, Rodolfo Sotomayor, y su compañero, Luis Alberto Rojas, que llegaron puntuales a una reunión-almuerzo con la presidenta Laura Chinchilla.

A la salida, hora y media después, Sotomayor enfatizó en que, más allá de la disposición de su bancada para dialogar, mantendrán una postura crítica y de control político ante el desempeño del Gobierno en este último año de la administración Chinchilla Miranda.

“Esto no implica que vayamos a renunciar al control político. Nosotros hemos dejado muy claro que la colaboración en temas país no tiene nada que ver con el ejercicio del control político que hemos venido estableciendo en este periodo constitucional”, afirmó el diputado.

Además del lomito y el café, sobre la mesa de discusión se pusieron, por un lado, la urgencia de Chinchilla por abrir espacios de diálogo para impulsar proyectos de ley de interés del Ejecutivo, y la lista de prioridades para la Unidad Social Cristiana (PUSC), por el otro.

Apoyo mutuo. Más allá de la advertencia de cara al año electoral, tanto el ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, como los diputados socialcristianos, coincidieron en que la reunión transcurrió en un ambiente de respeto y con un ánimo de colaboración en los proyectos de interés.

Sotomayor expresó que, entre los temas de interés que le planteó a la presidenta, está la construcción de un nuevo hospital para Puntarenas, tras los daños que sufrió el edificio del Monseñor Sanabria con el terremoto de Nicoya, el 5 de setiembre del año pasado.

Al respecto, Benavides afirmó que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) está en la fase final de traspaso del terreno que era del Consejo Nacional de Producción (CNP) para la construcción del nuevo edificio.

Además, la CCSS anunció, ayer, que aprobó $8 millones para obras que garanticen condiciones de seguridad a las actuales instalaciones hospitalarias.

Las peticiones del PUSC no se quedan allí. Sotomayor pidió apoyo para la reforma de ley que garantice que los informes del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) sean vinculantes para las obras de infraestructura pública.

Etiquetado como: