Proceso de demolición y adecuación de hospital actual comenzará en un mes

Por: Irene Rodríguez 14 mayo, 2013
 El hospital sufrió daños en su estructura durante el terremoto de Nicoya. | ARCHIVO.
El hospital sufrió daños en su estructura durante el terremoto de Nicoya. | ARCHIVO.

San José (Redacción). La unidad de infraestructura de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) prepara dos procesos relacionados con el mejoramiento de la atención en salud de los puntarenenses.

El primero es la readecuación del hospital Monseñor Sanabria, para lo cual deben demolerse de cinco a siete pisos y adecuar la estructura actual para que pueda brindar los servicios necesarios para la población. Según las autoridades de la CCSS, este proceso cuesta unos $8 millones (cerca de ¢4,000 millones).

“Es una inversión para garantizar la seguridad y brindar los servicios básicos, estamos haciendo la coordinación previa para que puedan prestarse los servicios”, comentó Jorge Granados, director de la división de arquitectura e ingeniería de la CCSS.

El otro proceso consiste en la construcción del nuevo hospital. Ya se tiene el terreno, ubicado en Barranca de Puntarenas (a unos 5 km del centro médico actual) que pertenece al Consejo Nacional de Producción y se pasará a la CCSS. Este hospital podría estar listo en unos cuatro o cinco años.

“Esperamos sacar la licitación en el primer semestre del año entrante, pero esta puede demorar entre un año y año y medio, posteriormente seguiría el proceso de estudios, de planos y posteriormente el proceso de construcción”, aseguró Gabriela Murillo, jefa de infraestructura de la CCSS.

Murillo también afirmó que este hospital tendría un costo de $120 millones (unos ¢60.000) y sería más grande que el hospital de Heredia, pues la idea es brindar los servicios no solo a los puntarenenses si no a los asegurados de Golfito, Quepos y Osa, pues con la carretera costanera les es más fácil llegar a Puntarenas centro que a Pérez Zeledón.