31 diciembre, 2008

El dueño de una pulpería permanece en muerte neurológica en el hospital Calderón Guardia debido a los golpes que recibió cuando enfrentó a dos sujetos que intentaron asaltar el negocio de su propiedad.

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el hecho delictivo sucedió el sábado a las 8:30 p. m. en en Bajo San Juan de San Marcos de Tarrazú, San José.

Al parecer, cuando el comerciante Edwin Mora Corella, de 74 años, cerraba la pulpería, llegaron dos individuos para asaltarlo. Sin embargo, como el hombre se opuso, recibió varios golpes, aparentemente puñetazos, comunicó la Policía Judicial.

Al escuchar el ruido, algunos familiares llegaron en auxilio de Mora, por lo que los sujetos escaparon sin poder robar nada.

Edwin Mora fue llevado a la Clínica de Tarrazú para que lo examinaran y después pasó al hospital Max Peralta de Cartago, donde le dieron de alta el domingo a las 3 a. m. No obstante, ese mismo domingo a las 7 a. m., estando ya en su casa, se desvaneció y entró en muerte neurológica, informó el OIJ.

La Policía Judicial intenta localizar a los hampones con base en declaraciones de testigos. Presume que se trata de lugareños.

Etiquetado como: