Archivo

Actividades continuarán hasta el domingo 14

El público de Ciudad Colón encontró, en la variedad, el gusto

Actualizado el 07 de abril de 2013 a las 12:00 am

Veladas artísticas Las noches de Café Concert se han ganado el corazón de la gente con música, danza y audiovisuales

Archivo

El público de Ciudad Colón encontró, en la variedad, el gusto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad Colón. Mora. Como en botica, bien surtidita, así son las noches de Café Concert, que arma el Festival Nacional de las Artes, en el Mercado Viejo de Ciudad Colón.

La iniciativa, novedosa en la historia de este encuentro, no es otra cosa que una noche de variedades que le ofrece al público pequeñas presentaciones de cuenteros, músicos, bailarines y producciones audiovisuales.

La de ayer, al igual que la de la noche del viernes, fue un éxito. Emocionados, los primeros espectadores llegaron desde las 6 p. m. para agarrar los mejores lugares en el salón adornado con farolitos, que se meneaban de un lado a otro con la brisa fresca del lugar.

La cita comenzó con diez minutos de retraso, tiempo que el público reclamó aplaudiendo para que la presentación comenzara pronto.

Rodolfo González, vestido completamente de negro, subió a la tarima colocada a un costado del mercado para narrar Palabra que sí , que es un compilado de historias costarricenses.

Historias de antaño. La gente fijó su mirada sobre González y él, con los gritos al estilo de un mercader del siglo XIX, logró captar su atención de inmediato.

Con su verbo ágil y su facilidad para contar historias, este manudo llevó a la gente a las serenatas que los enamorados de aquel tiempo daban a nuestras abuelas, a las calles empedradas de comunidades como Mora y a los sabores de comidas tradicionales ticas que muchos ya no conocen.

Atentos, grandes y chicos se dejaron llevar en el relato: se carcajeaban con las imitaciones de los señores de aquel entonces, hechas por González, y hasta emocionados repitieron una potente oración para espantar fantasmas que el narrador les enseñó.

Los que más emocionados estaban con estas historias fueron los abuelos. Hasta la barriga se tuvo que sostener más de uno de tanto reír con aquellos recuerdos.

Para entonces, no cabía un alma en el mercado. La concurrencia fue tanta que a los papás que llegaron tarde no les quedó de otra que subirse a los pequeñines en sus hombros, y a quienes iban solos, subirse a los bancos de cemento ubicados en los alrededores del sitio para poder ver lo que ocurría adentro.

PUBLICIDAD

De estas simpáticas historias, la noche dio un giro y pasó al jazz del Ensamble de la Casa de la Cultura de Mora, cuarteto integrado por un baterista, un chelista, un guitarrista y un bajista, bajo la dirección del maestro Sergio Núñez.

La presentación del colectivo local fue inesperada para el público , pues para esa noche se tenía pautada la presentación de los músicos de Punta Punta, quienes no pudieron asistir al encuentro.

Al cierre de la edición, los del ensamble seguían tocando. Como final para esta noche, se esperaban las danzas del grupo Ozquerri, un concierto con Enjuague Vocal y el cortometraje Creativ.

Las noches de Café Concert continuarán hasta el domingo 14, en este conocido espacio del cantón de Mora.

Flamenco, música de saxofón, calipso y danza árabe serán parte de lo que preparan estos encuentros para los próximos días.

  • Comparta este artículo
Archivo

El público de Ciudad Colón encontró, en la variedad, el gusto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota