31 diciembre, 2008
 Los líderes de la Unión Europea debaten en la cumbre del jueves 11 y viernes 12 en Bruselas un plan de acción contra el cambio climático llamado a preparar a Europa para una revolución industrial 'verde' y servir de ejemplo al resto del mundo. | AFP
Los líderes de la Unión Europea debaten en la cumbre del jueves 11 y viernes 12 en Bruselas un plan de acción contra el cambio climático llamado a preparar a Europa para una revolución industrial 'verde' y servir de ejemplo al resto del mundo. | AFP

BRUSELAS (AFP) Los líderes de la Unión Europea debaten en la cumbre del jueves y viernes en Bruselas un plan de acción contra el cambio climático llamado a preparar a Europa para una revolución industrial 'verde' y servir de ejemplo al resto del mundo.

Estos son los principales puntos del proyecto europeo:

OBJETIVOS GLOBALES:

- Los países europeos se fijaron en marzo de 2007 el triple objetivo para 2020 de reducir en un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero respecto a sus niveles de 1990, elevar al 20% el uso de energías renovables y reducir el consumo energético en un 20%.

Para ello, la Comisión Europea propuso en enero una hoja de ruta en la que prevé esfuerzos asignados a cada país y propone instrumentos para reducir las emisiones.

El ejecutivo comunitario estima el costo de este plan de acción en un 1% de la riqueza europea, es decir, entre 100.000 y 120.000 millones de euros (130.000 y 155.000 millones de dólares).

OBJETIVOS POR SECTOR:

- LA INDUSTRIA, que desprende casi la mitad de las emisiones de CO2 de la UE, debe reducir sus emisiones en un 21%.

Bruselas prevé que este sector pague por sus emisiones comprando permisos de contaminación a través de un sistema de subastas a partir de 2013.

Los montos recaudados serían destinados a financiar inversiones "verdes". Para los países más ricos, una pequeña parte alimentaría un fondo de solidaridad para ayudar a los más pobres a adaptarse.

- AGRICULTURA, CONSTRUCCION, TRANSPORTES: la Comisión individualizó igualmente los esfuerzos reclamados a cada uno de los 27 Estados miembros para estos sectores, que deberán alcanzar una reducción global del 10% de sus emisiones en 2020.

Los esfuerzos nacionales, calculados en función del Producto Interior Bruto (PIB), varían según la riqueza del país.

- AUTOMOVIL: los constructores deberán recortar drásticamente la contaminación de los nuevos modelos de autos, hasta 95 gramos por kilómetro en 2020.

- AVIACION: las aerolíneas tendrán como cometido reducir sus emisiones en un 3% con respecto a sus niveles de 2005 y pagar por el 15% de éstas.

- ENERGÍAS RENOVABLES: la UE quiere alentar el desarrollo de las energías eólica, solar, hidráulica y biocarburantes así como de otras fuentes potenciales.

El objetivo europeo del 20% se declina en objetivos nacionales, calculados según el PIB, y prevé inversiones en tecnologías todavía nacientes y costosas. La contrapartida a este esfuerzo es la creación de nuevos empleos.

Los Estados tienen la opción de financiar inversiones en otros países miembros de la UE o en países terceros, que contabilizarían a la hora de calcular sus logros.

- AHORRO ENERGÉTICO: El objetivo es reducir la factura energética de la UE en 50.000 millones de euros (65.000 millones de dólares) anuales de aquí a 2020 y limitar la dependencia para con los productores de gas y petróleo.

Esta meta se cubrirá con el aislamiento de los edificios, nuevos carburantes, tecnologías que reduzcan el consumo - como una nueva generación de bombillas - y precauciones en la vida diaria.

El sector de la vivienda representa por sí solo el 25% del consumo energético de la UE.

© 2008 AFP

Etiquetado como: