22 junio, 2012

Brasilia (AFP). Los presos en Brasil podrán rebajar 48 días por cada año de condena si leen al año 12 obras literarias, científicas o filósoficas, según una norma que entró a regir este viernes.

Para acceder al beneficio, los reclusos deberán presentar una reseña por libro leído que será evaluada por autoridades penitenciarias, señala la ley publicada en el Diario Oficial de la Unión.

La norma fue aprobada como estímulo a la lectura, y es la primera de su tipo que descuenta días exactos por obra leída, si bien ya existe reducción de penas por estudio.

Con esta ley cada recluso tendrá un plazo de hasta 30 días para leer una obra literaria y podrá probar hasta un máximo de 12 títulos por año, con lo que al final logrará reducir 48 días por cada año de condena.

Con una población de 191 millones de habitantes, Brasil cuenta con 513.000 presos. Hasta 2005, se calculaba que un 70% de los presos no habían completado el ciclo de escolarización básica.

Etiquetado como: