Representantes de Sintrajap rodean con montacargas las oficinas de Japdeva pero niegan que se tenga a personas retenidas dentro del edificio

Por: Patricia Recio, Diego Bosque 13 junio, 2013
 Los miembros de la Junta Directiva llamaron a la policía, por temor a que la manifesación se torne violenta.FOTO: Diego Bosque.
Los miembros de la Junta Directiva llamaron a la policía, por temor a que la manifesación se torne violenta.FOTO: Diego Bosque.

San José (Redacción). El presidente de Japdeva Allan Hidalgo, aseguró este jueves que los representantes del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) los tienen “privados de libertad”, dentro de las oficinas de esa institución en Moín, Limón.

Según Hidalgo, esta mañana se reunieron para sesionar como todos los jueves, sin embargo, varios empleados del sindicato irrumpieron con montacargas, derribando uno de los portones que dan a las oficinas y rodearon el edificio con chatarra y equipos de montacargas.

Hidalgo aseguró que llamaron a la Fuerza Pública pues se sienten limitados para salir.

“Estamos privados de libertad, esto demuestra el accionar del sindicato, la violencia”, dijo el presidente.

Carlos Brenes, fiscal de Sintrajap, negó que se tenga retenidos a los funcionarios y aseguró que ellos pueden salir cuando quieran.

Los sindicalistas reclaman el mal estado de los montacargas, de los cuales según dicen, en este momento solo hay unos 18 en funcionamiento, además se oponen al traslado del departamento de montacargas a las compañías estibadoras.

Asimismo, exigen la renuncia del actual presidente de Japdeva.

Hidalgo aseguró que hay 25 máquinas que están fuera de servicio de un total de 60 y añadió que esta es una mampara pues el verdadero origen de la manifestación es la Concesión de la terminal de contenedores, cuya construcción iniciaría en octubre.