‘No podemos andar las 24 horas supervisando’
Archivo

Alonso Chacón, ingeniero agrónomo de profesión, es el encargado desde hace ocho años de la supervisión de Proyectos de Reproducción de Semillas Transgénicas, de la Oficina Nacional de Semillas (ONS). Junto con una persona del Servicio Fitosanitario del Estado, Chacón se encarga de visitar las siembras de OGM, elaborar informes y reportar cualquier irregularidad que encuentre. Él converso con

‘No podemos andar las 24 horas supervisando’

Actualizado el 25 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Alonso Chacón, ingeniero agrónomo de profesión, es el encargado desde hace ocho años de la supervisión de Proyectos de Reproducción de Semillas Transgénicas, de la Oficina Nacional de Semillas (ONS). Junto con una persona del Servicio Fitosanitario del Estado, Chacón se encarga de visitar las siembras de OGM, elaborar informes y reportar cualquier irregularidad que encuentre. Él converso con La Nación sobre el alcance de su labor.

Alonso Chacón Supervisor de la ONS

Archivo

‘No podemos andar las 24 horas supervisando’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | ALBERT MARÍN
ampliar
| ALBERT MARÍN

Antes de la creación de la figura del auditor, ¿quién supervisaba los cultivos?

Lo manejaba el Servicio Fitosanitario del Estado y la Oficina Nacional de Semillas.

¿Qué evalúan ustedes?

Que el cultivo esté en el área que se indicó, que destruyan los rebrotes cuando termina la cosecha. Además, el lote se revisa, se van a ver las pendientes, si hay ríos o caseríos cerca, accesibilidad, distancias con otros cultivos, etcétera' La actividad es altamente regulada.

¿Cómo se eliminan los remanentes de las cosechas?

Los remanentes de ese proceso se destruyen. Junto con el auditor, conmigo o gente del SFE se queman o se busca la manera de destruirlos. El traslado de las semillas se hace en camiones herméticos, sin grietas y sellados, y van acompañados de un custodio. A veces se quema en Cemex (fábrica de cemento), en Cañas. En otras ocasiones, como se trata de semillas que no van a germinar, se hace un hoyo en una finca y se entierra; eso se pudre con la lluvia.

”Otra forma de destruir es que se intercambian lotes y se siembra arroz, y obviamente los químicos que se usan en arroz destruyen los de algodón. La rotación de cultivos nos da una garantía de que esas plantas se van a cultivar”.

¿Cuánto duran los cultivos?

Normalmente, siembran en noviembre, para cosechar en verano.

¿Se han presentado situaciones de riesgo en los últimos 20 años?

Yo tengo ese programa hace ocho años y no me acuerdo de situaciones de riesgo.

¿Conocía el caso de los rebrotes de algodón en Cañas?

Eso, posiblemente, era que algunas de las personas tomaban el algodón de esas fincas como planta ornamental y otras eran plantas viejas. No sé si el MAG participó en eso, pero se giró una orden a la empresa para que paulatinamente fuera destruyendo esas plantaciones.

¿La propagación de semillas no es un riesgo?

Sí, sí , se trata de minimizar el riesgo. El riesgo hay que llevarlo casi a cero, pero no existe el riesgo cero en ninguna actividad. Es un riesgo llevar una semilla no deseada a un lugar donde no debe estar; eso también pasa con otros cultivos, no solo con transgénicos.

PUBLICIDAD

”Lo que tiene que entender es que nosotros no somos un montón de gente y no podemos andar las 24 horas supervisando ('). Estos programas van mejorando con el tiempo”.

En caso de que se presente algún problema, ¿quién asume la responsabilidad?

La principal llamada a cuentas sería la empresa. Si esta no cumple, se le puede cerrar el permiso. El artículo 20 del Reglamento a auditorías en bioseguridad agrícola, lo establece. Es decir, yo hago un acta luego de cada visita, digo qué está bien o mal; si veo algo que no me parece, lo remito al SFE y ellos verán si acogen o no mi denuncia; si el SFE ve que la empresa está actuando con dolo o fuera de la ley, puede revocar el permiso al auditor y a la empresa.

  • Comparta este artículo
Archivo

‘No podemos andar las 24 horas supervisando’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota