Archivo

Registro Civil denuncia uniones en que sospecha de vínculos ficticios

Estado pide anular 221 uniones entre costarricenses y foráneos

Actualizado el 05 de junio de 2013 a las 12:00 am

Procuraduría logra primeras nulidades de enlaces falsos en Juzgado de Familia

En la mayoría de los casos, ticos aceptaron casarse a cambio de dinero

Archivo

Estado pide anular 221 uniones entre costarricenses y foráneos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Arthur Budovsky, estadounidense de origen ucraniano, quien fue detenido en España como sospechoso de liderar una operación de lavado de dinero, obtuvo la nacionalidad local gracias a un matrimonio con una tica. | ARCHIVO/EFE
ampliar
Arthur Budovsky, estadounidense de origen ucraniano, quien fue detenido en España como sospechoso de liderar una operación de lavado de dinero, obtuvo la nacionalidad local gracias a un matrimonio con una tica. | ARCHIVO/EFE

El Registro Civil y la Procuraduría General de la República persiguen la anulación de 221 matrimonios entre costarricenses y extranjeros que, al parecer, fueron ficticios.

Se trata de uniones por conveniencia cuyo fin fue facilitar a los foráneos la obtención de la nacionalidad costarricense.

Ana Lorena Brenes, procuradora general, informó de que la Procuraduría ya logró la anulación de ocho matrimonios ficticios en el Juzgado de Familia del Primer Circuito Judicial de San José. Adicionalmente, se declararon nulas las naturalizaciones otorgadas a raíz de esos enlaces.

Algunas denuncias han sido llevadas a los tribunales antes de que la naturalización sea otorgada y, como medida cautelar, se solicita la suspensión de ese proceso en el Registro Civil. “No hemos perdido ninguna”, dijo Brenes, quien calificó de “victoria” lo logrado con estos matrimonios.

Luis Guillermo Chinchilla, director a. í . del Registro Civil, informó de que han remitido 221 casos sospechosos a la Procuraduría para que esta institución, que actúa como el abogado del Estado, gestione la anulación.

Doce casos fueron denunciados en el 2011; 144 en el 2012 y, en lo que va del 2013, 65.

Según Chinchilla, muchas denuncias surgen porque, cuando un extranjero tramita la naturalización por matrimonio, el Registro contacta al cónyuge costarricense citado en la documentación y este niega el vínculo.

El Registro levanta un acta y se la pasa a la Procuraduría General. Usualmente, son matrimonios celebrados ante un notario público. “No dudamos de la fe pública del notario. Estamos constatando el vínculo”, explicó Chinchilla.

Además de los ocho matrimonios ya anulados, la Procuraduría tiene 80 uniones denunciadas en el Juzgado y el resto está en el proceso de confección del expediente.

Por poco dinero. En la mayoría de casos, el cónyuge costarricense acepta que le pagaron por el matrimonio. Los pagos no son altos. Algunos van de ¢5.000 a ¢50.000.

En cuanto a nacionalidades, las hay de muchos orígenes, como cubanos, chinos, nicaraguenses, venezolanos o colombianos.

La semana antepasada, trascendió que el supuesto jefe de la mayor operación de lavado de dinero del mundo obtuvo la nacionalidad costarricense al pagar ¢200.000 a una vendedora de empanadas en el 2008 . Se trata de Arthur Budovsky, estadounidense de origen ucraniano que cayó preso en España.

PUBLICIDAD

Gabriel Morales Fallón, el polémico colombiano ligado a la empresa petrolera THX Energy, que facilitó un avión privado a la presidenta Laura Chinchilla, también obtuvo naturalización por matrimonio.

En otras denuncias sobre uniones por conveniencia, los mismos cónyuges ticos delatan la falsedad porque se van a casar con otra persona o porque van a tener un hijo. A veces, en cambio, las personas alegan una falsificación de su firma.

En la década pasada, la Dirección de Migración se vio obligada a dar 1.700 visas de residencia a extranjeros que se casaron por poder con nacionales, luego de que la Sala IV ordenó reconocer las uniones.

Grettel Rodríguez, procuradora de Derecho Público, dijo que la Procuraduría empezó a construir el argumento legal para sostener que los matrimonios por conveniencia pueden ser anulados, si son falsos, tras un fallo del 2008.

Al rechazar una acción contra la anterior ley de migración, la Sala IV reafirmó que el Estado puede exigir la demostración de la convivencia conyugal entendida como la vida en común, el mutuo auxilio y la cooperación.

Rodríguez explicó que, en consecuencia, no es lícito usar la figura solo para obtener una naturalización y, para ello, se apoyan en artículos de tratados internacionales y del Código de Familia.

A partir del 2010, el Registro Civil y la Procuraduría coordinaron el estudio de casos sospechosos. Solo el año pasado, se otorgaron 4.400 naturalizaciones.

Sobre los notarios que celebran las uniones, Rodríguez aseguró que el problema es que la penalización de los hechos prescribe en dos años y, cuando los extranjeros piden la naturalización, ya se ha cumplido ese plazo.

  • Comparta este artículo
Archivo

Estado pide anular 221 uniones entre costarricenses y foráneos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Oviedo

eoviedo@nacion.com

Editor de Política

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Ver comentarios
Regresar a la nota