Por: Rónald Moya 2 marzo, 2013

Oficiales de la Fuerza Pública de Puntarenas, en una acción coordinada con el Instituto Costarricense de Pesca (Incopesca) y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), lograron el decomiso de 600 kilos de camarones.

La acción se realizó ayer en las cercanías del ferri de playa Naranjo, en el distrito de Lepanto del cantón de Puntarenas.

De acuerdo con el informe policial, los camarones le fueron decomisados a un hombre de apellido Arroyo cuando viajaba a bordo de un vehículo, doble cabina.

Tras una inspección, las autoridades descubrieron el cargamento en la parte trasera del automotor.

El director de la Fuerza Pública de Puntarenas, comisionado Randall Picado, explicó que el decomiso se hizo debido al periodo de veda decretado en el golfo de Nicoya.

El jefe policial agregó que, luego de realizar varias coordinaciones con la Fiscalía local, se solicitó la detención de Arroyo.

De esta manera, tanto el cargamento como el sospechoso fueron puestos a las órdenes de la Fiscalía de Puntarenas. Hoy, en horas de la mañana, podrían dictarse medidas cautelares.

Etiquetado como: