Archivo

La pereza podría ser genética

Actualizado el 17 de abril de 2013 a las 12:00 am

Algunos genes podrían predisponer a las personas a estar más motivadas a ejercitarse y permanecer activas

Archivo

La pereza podría ser genética

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La genética podría explicar por qué algunas personas sienten más motivación que otras para realizar ejercicio | GN ARCHIVO
ampliar
La genética podría explicar por qué algunas personas sienten más motivación que otras para realizar ejercicio | GN ARCHIVO

San José (Redacción). La genética podría explicar por qué algunas personas sienten más motivación que otras para realizar ejercicio , reveló un estudio de la Universidad de Missouri .

Para llegar a esta conclusión, investigadores liderados por Frank Booth analizaron la actividad física de un grupo de roedores y seleccionaron los 26 que, voluntariamente, corrían por más tiempo en sus jaulas para aparearlos entre sí. Hicieron esto durante 10 generaciones de roedores y descubrieron que estas “ratas corredoras” se ejercitaban hasta 10 veces más que las perezosas .

Al comparar los niveles de mitocondrias en las fibras musculares ---responsables, entre otras cosas, de llevar el oxígeno a los músculos---, la composición corporal y la genética de los roedores más perezosos y de los más corredores, encontraron pocas diferencias en las dos primeras variables pero disimilitudes en sus genes.

“De entre los más de 17.000 diferentes genes en una parte del cerebro, identificaron 36 que podrían jugar un rol en la predisposición que tenían los roedores para ejercitarse ”, dijo Booth.

“Demostramos así que es posible estar predispuesto genéticamente a ser perezoso”, asegura el profesor universitario, quien considera que estos resultados podrían extrapolarse a la especie humana para entender la obesidad que tienen seis de cada 10 personas en países como Estados Unidos y Costa Rica .

Ahora, los investigadores explorarán los efectos que tiene cada uno de esos 36 genes en la motivación para ejercitarse.

  • Comparta este artículo
Archivo

La pereza podría ser genética

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota