20 marzo, 2013

Nicosia. AFP El Parlamento de Chipre rechazó ayer, en forma contundente, el plan de rescate financiero acordado con la troika (UE-BCE-FMI), que preveía importantes gravámenes a los depósitos bancarios, y que queda ahora en el aire a la espera de una renegociación.

“El proyecto ha sido rechazado”, anunció el presidente del Parlamento, Yiannakis Omirou, tras calificarlo de “chantaje”.

El resultado de la votación fue recibido con una explosión de júbilo entre los miles de manifestantes reunidos ante el Parlamento.

“Chipre pertenece a su pueblo”. “El pueblo unido jamás será vencido”, gritaba la muchedumbre.

Etiquetado como: