Indiferencia ante trabajo de diputados aumenta, al igual que opiniones negativas

Por: Esteban Mata Blanco 14 noviembre, 2012

La opinión ciudadana castigó el trabajo de las ocho fracciones políticas del Congreso y ni el oficialismo ni la oposición logra demostrar a los electores que hace bien su trabajo en cuesta de Moras.

De julio a octubre, las opiniones sobre el trabajo legislativo en lugar de mejorar empeoraron y ya ninguna bancada recoge siquiera un 10% de aprobación.

Por el contrario, el 80% de los entrevistados no pudo determinar cuál fracción hace la mejor labor, según los datos del más reciente Estudio Nacional de Opinión Pública de la empresa Unimer, para el diario La Nación .

¿De dónde sale este dato? Cuando se les preguntó a los ciudadanos cuál es la bancada que mejor hace su trabajo, 47 de cada 100 contestó que ninguna y 33 de cada 100 no supo o no respondió a esta parte del cuestionario.

De poco valen los discursos en el plenario, las conferencias de prensa y el protocolo, el trabajo de los diputados no convence a quienes los pusieron en su curul.

Simplemente, la labor legislativa de los 57 diputados de las ocho bancadas legislativas no es del agrado ciudadano.

Todas las fracciones registraron una caída en la valoración de su gestión, según el estudio, que tiene un margen de error de 2,8 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95%.

El apoyo al trabajo del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), que tiene 24 diputados, cayó de un 10% en julio a un 8% registrado en octubre, apunta el estudio, que recogió el criterio de 1.200 ciudadanos consultados en sus casas, entre el 3 y el 11 de octubre, en todo el país.

Todos hacia abajo. La caída en la opinión sobre la gestión de las fracciones políticas es sostenida. La curva hacia abajo parece querer romper el piso de la encuesta y cinco de las ocho fracciones ni siquiera alcanzan dos puntos porcentuales de apoyo a su gestión.

Las bancadas del Partido Acción Ciudadana (PAC), el Movimiento Libertario, el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), el Partido Restauración Nacional (RN), el Partido Renovación Costarricense (RC) y el Partido Frente Amplio (FA) no presentaron un cambio mayor a un punto porcentual.

Ninguna de estas fracciones consiguió una opinión favorable que superara más de cinco puntos porcentuales; de hecho, solo el PAC supera el margen de error.

Solo cinco de cada 100 entrevistados cree que el PAC es la bancada que hace mejor las cosas; para el Frente Amplio, este número llega a dos de cada 100.

Respecto de las demás bancadas, el número de personas que cree que hacen mejor las cosas ni siquiera llega a dos de cada 100.

Por otro lado, el estudio refleja que se mantiene el porcentaje negativo de personas que califica de mala la labor general del Congreso, mientras las opiniones favorables caen en dos puntos.

Solo siete de cada 100 entrevistados considera que la gestión legislativa es buena o muy buena, mientras en julio eran nueve de cada 100 quienes veían bien el trabajo de los congresistas.

Para 29 de cada 100 entrevistados, todos los grupos políticos son iguales de ineficientes, en tanto que 16 de cada 100 dijeron que Liberación es el que hace las cosas de la peor manera.

Dar la espalda. La indiferencia sobre lo que en particular haga cada fracción legislativa también quedó reflejada en la encuesta pues se apunta que 73 de cada 100 ciudadanos no pudo identificar a la peor bancada legislativa.

El trabajo de campo también reveló una leve caída en el grado de información que tienen los ciudadanos sobre lo que pasa puertas adentro del Congreso.

Mientras que en julio 43 de cada centenar de entrevistados decían estar informados de lo que ocurre en cuesta de Moras, en octubre ese número bajó a 40 de cada 100.

Etiquetado como: