Propuso dejar de lado participación electoral en el 2014, si se hallan faltas a ley

Por: Esteban Mata Blanco 21 octubre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

La Asamblea Nacional del PAC le dijo ayer “no” al plan de Ottón Solís para encarar la denuncia que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) presentó ante la Fiscalía en contra de la agrupación por supuestos actos de corrupción.

El excandidato presidencial esperaba que el Partido Acción Ciudadana (PAC) se comprometiera a no participar en las elecciones del 2014, si la Fiscalía “encuentra que solicitarles a voluntarios que elaboren facturas por servicios efectivamente ejecutados, y que estén dispuestos a donarle al PAC los recursos correspondientes, constituye una violación a la legislación”.

Pero el Partido le dijo que no, y, ante la negativa, Solís no tuvo reparo en afirmar que su propuesta fue un “fracaso” y que los asambleístas se equivocaron.

Al final, la propuesta de Solís quedó suavizada, pues el Partido se limitó a pedir una rápida y rigurosa investigación.

“Yo buscaba ir a la sustancia del asunto: cuando nada se debe, nada se teme. Y, si hay algo, pues tenemos que pagar una pena todos: el Partido y algunos de nosotros que, directa o indirectamente, conocimos de lo que, me parece, no tiene nada de incorrecto”, dijo Solís.

Otros rechazos. Solís intentó, además, que la fracción del PAC quitara al diputado que la representa en la comisión investigadora del financiamiento de los partidos políticos, pero esto también lo rechazó la Asamblea.

Asimimo, solicitó que el Partido aprobara hacer un depósito judicial por ¢552 millones, cifra similar a la que objeta el TSE como parte de cobros indebidos de deuda política, pero a esto también se negó por mayoría la Asamblea.

Los asambleístas tampoco estuvieron de acuerdo en que quedara en firme un acuerdo para expulsar “de por vida” a los responsables políticos o a quienes idearon el mecanismo de solicitar a voluntarios elaborar facturas por servicios que se ejecutaron, y que estaban dispuestos a donarle al PAC los recursos correspondientes (que se le cobraron al TSE).

¿Cómo y por qué? Solís llegó temprano al auditorio de la Conferencia Episcopal en San José, donde se realizó la Asamblea Nacional.

Apenas iniciada la sesión, con un cuórum que amenazaba con romperse, Solís lanzó el dardo: a través del asambleísta Álvaro Solano presentó una moción de orden, que rompía el orden de la reunión.

De por sí, el ambiente entre los asambleístas era tenso. No era para menos: el Partido había amanecido en primera plana, luego que el TSE denunciara a la agrupación ante el Ministerio Público por supuesta estafa, precisamente al PAC, cuya bandera es la ética.

La denuncia señalaba al tesorero, Maynor Sterling Araya, a la secretaria general, Margarita Bolaños Arquín, y al funcionario de la agrupación Manuel Antonio Bolaños Murillo como posibles responsables de varias irregularidades.

El TSE denunció que en la liquidación del PAC hubo rubros que nunca se cobraron y contratos con firmas falsas, y cuestionaba posibles delitos de estafa, tentativa de estafa, falsificación de documento privado, uso de documento falso y donaciones no reportadas.

Las presuntas irregularidades estarían en el rubro de “servicios especiales”, en el que el TSE autorizó pagar ¢552 millones.

Lo que sí acordaron los asambleístas fue modificar su estatuto para ponerlo al día con las exigencias del TSE. Uno de los principales puntos era celebrar una convención abierta, la cual se aprobó, por lo que hoy no habrá cita.

Etiquetado como: