Por: Carlos Eduardo Vargas 23 junio, 2012
 Ampliación comprende cuatro carriles en cemento. | ARCHIVO
Ampliación comprende cuatro carriles en cemento. | ARCHIVO

Una objeción interpuesta por una empresa interesada en la licitación pública para la construcción de los pasos a desnivel en las entradas a Cañas, Bagaces y Liberia, mantiene paralizadas las obras.

Los trabajos no podrán continuar hasta que la Contraloría General de la República se pronuncie sobre esta apelación.

En el departamento de comunicación del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) confirmaron que, efectivamente, se presentó la objeción en la Contraloría. Esto hace que se frene el procedimiento, el cual ya terminó con su etapa de recepción de ofertas.

El pasado 14 de mayo se habían iniciado las obras de ampliación a cuatro carriles de este tramo entre Cañas y Liberia de 50,6 kilómetros, así como la construcción de ciclovías en varios tramos.

De esos trabajos, que ya está ejecutando la firma FCC, el proyecto contempla la construcción de 18 puentes y de tres pasos a desnivel en la entrada a las cabeceras de estos tres cantones.

Estas obras de pasos a desnivel, que tendrían una rotonda, tienen una inversión de $24 millones.

La ampliación a cuatro carriles de la carretera Interamericana Norte, entre Cañas y Liberia –Guanacaste–, será la primera obra que se emprenderá con $300 millones de un préstamo del BID.

Los trabajos incluirán demarcación, nueve puentes peatonales, bahías para autobuses y una barrera divisoria central tipo New Jersey (igual a la que hay en la autopista General Cañas).

El consorcio español FCC inició los trabajos el pasado 21 de mayo, al tiempo que la Policía de Tránsito realiza operativos para evitar filas de vehículos.

Etiquetado como: