Por: Irene Rodríguez 30 abril, 2013

Los hombres que tienen obesidad al principio de su segunda década de vida tienen el doble de riesgo de sufrir una enfermedad crónica como hipertensión, diabetes o infarto cuando lleguen a los 55 años.

Aún más, el riesgo de una de estas enfermedades antes de los 40 años es más del triple, si se compara con los varones que no tienen sobrepeso a los 20 años.

Estos son los resultados de un estudio realizado con 6.500 hombres daneses y publicado en la revista BMJ Open .

Para medir el riesgo. ¿Cómo llegaron a esta conclusión? Los investigadores tomaron a 6.500 hombres de 22 años y les dieron seguimiento durante 33 años hasta que cumplieron 55 años.

Al cabo de este tiempo, el 48% de los hombres obesos tenían diabetes, contra un 19% de quienes no tenían sobrepeso.

Asimismo, al concluir el estudio, las muertes por infartos o paros cardiorrespiratorios fueron el doble de comunes en quienes padecieron obesidad.

El riesgo de muerte es de un 30%, mientras que se reduce a un 14,4% en los hombres que no padecían de sobrepeso.

Incluso, por cada unidad más de índice de masa corporal (IMC, relación de la estatura de la persona con su peso), el riesgo de un infarto aumentó un 5%, el de hipertensión subió un 10% y el de diabetes se incrementó en un 20%.

“La prevención de la obesidad y de las enfermedades relacionadas con esta debe ser prioridad en las políticas de salud pública, pues en las próximas décadas podría poner una seria presión sobre los sistemas de salud en todo el mundo”, sugiere el documento.