Su posición la dará a conocer con su voto y no antes, para evitar que “se contamine el debate”

Por: Esteban Mata Blanco 2 mayo, 2013

San José (Redacción). El nuevo presidente legislativo, Luis Fernando Mendoza, evitó dar su posición respecto del proyecto de ley para equipar derechos a parejas homosexuales, y se declaró cercano a la Iglesia Católica.

Mendoza, quien desde ayer dirige las riendas de la Asamblea Legislativa gracias al apoyo de la presidenta Laura Chinchilla, dijo que su posición la dará a conocer con su voto y no antes, para evitar que “se contamine el debate”.

El proyecto que se discute en la Asamblea para equipar derechos civiles a parejas del mismo sexo fue señalado ayer por Chinchilla como una de las deudas del Gobierno en materia de derechos humanos, junto con la aprobación de una ley que permita la técnica de fertilización in vitro.

Mendoza es el encargado de ordenar el debate legislativo y afirmó que su posición personal no afectaría la fluidez de los proyectos de ley.

Etiquetado como: