Por: Marvin Barquero 15 febrero, 2013

La negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Costa Rica no se cerró ayer, pese a una videoconferencia en la que se esperaba concluir el proceso.

La discusión de la parte industrial se mantiene como el punto de mayor problema, reconoció ayer la ministra costarricense de Comercio Exterior (Comex), Anabel González. La jerarca tuvo la videoconferencia con su homólogo colombiano, Sergio Díaz Granados, para tratar de concluir el proceso al más alto nivel, pues la negociación técnica ya llegó a un punto inflexible.

El vicepresidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Álvaro Sáenz, dijo que estarán monitoreando y fiscalizando permanentemente la negociación ante la necesidad de cerrar el TLC en el nivel político.

La ministra González explicó que las dos partes se darán un plazo de diez a 12 días para consultar algunos puntos sensibles antes de convocar de nuevo a una reunión.

Detalló que no están decididos ni la fecha ni el tipo de encuentro, pues puede ser una videoconferencia o una reunión presencial.

La industria nacional pidió excluir del tratado los jabones y detergentes, papel y cartón, loza sanitaria, forestales, muebles y vidrio.