Archivo

Columnista

Lo negativo ¿vende?

Actualizado el 19 de agosto de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Lo negativo ¿vende?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vivimos en un constante bombardeo de imágenes e historias negativas que poco a poco van calando en el alma nacional, erosionando nuestra confianza y convirtiéndonos en una nación a la que es cada vez más difícil reconocer nuestras maravillosas riquezas y nuestro gran talento humano.

Será que hemos caído en el error de pensar que solo lo negativo vende, sin tener en cuenta el profundo impacto que esto trae en la sique colectiva. Basta ver las diferencias entre los que ven la vida bajo el prisma del vaso medio vacío, y los que lo ven como medio lleno.

En uno de los talleres que realizamos en ALAS, organización para el empoderamiento de mujeres que tengo el honor de presidir, la Dra. Evangelina García Prince, reconocida capacitadora internacional, nos solicitó hacer un pequeño pero revelador ejercicio que es aplicable a la sicología nacional.

Se trataba de compartir un importante proyecto personal aún no iniciado, instruyendo a las interlocutoras para que respondieran desalentando y atacando las posibilidades de éxito con todos los argumentos posibles. Resultaba increíble cómo se minaba la confianza de la proponente. La conclusión: ¿cuántas ideas excelentes hemos descartado, tan solo por concentrarnos en lo negativo?

En contraste, el mismo ejercicio se realizó, instruyendo a la audiencia en concentrarse en lo positivo y mostrar especial entusiasmo por la idea. Como resultado las proponentes no sólo transpiraban una contagiosa seguridad sino que optaban por inmediatamente implementar su proyecto.

Con nuestras actitudes impactamos negativa o positivamente la capacidad de realización de personas e instituciones a nuestro alrededor. Y podemos hacer de la percepción poderosa herramienta.

La confianza es uno de los activos más importante que como personas y país podemos tener. Si nos concentramos en nuestras limitaciones, en los obstáculos que es seguro vamos a tener pues son parte de la vida, o nos percibimos víctimas, no llegaremos lejos.

Por el contrario, si nos concentramos en lo positivo, si nos imponemos metas cada vez más demandantes, si optamos como estilo de vida el desafío de las posibilidades, podremos crear colectivamente un círculo virtuoso que nos aliente y alimente a pensar en grande.

PUBLICIDAD

Los costarricenses hemos demostrado que podemos hacer grandes cosas y hemos superado toda expectativa. Si antes lo hicimos, ¿por qué no ahora? La autoestima y confianza nacional son la esencia que nos permitirán que este pequeño pero gran país que es Costa Rica, siga siendo referente de paz, democracia, bienestar y sostenibilidad en el mundo.

  • Comparta este artículo
Archivo

Lo negativo ¿vende?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota