Por: Andrea Solano B., Doriam Díaz 29 mayo, 2013
 La nave trasladó a los astronautas hasta la ISS. | MIKHAIL METZEL/AP
La nave trasladó a los astronautas hasta la ISS. | MIKHAIL METZEL/AP

Con tres tripulantes a bordo y algunos animales de peluche como amuletos para la buena suerte, la nave rusa Soyuz TMA-09M despegó la tarde de ayer rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El lanzamiento se produjo sin complicaciones ayer a las 2: 41 p. m. (hora de Costa Rica) desde la plataforma espacial rusa de Baikonur, en Kazajistán.

La tripulación de la Expedición 36 – conformada por el ruso Fyodor Yurchikhin ( Roscosmos ), la estadounidense Karen Nyberg ( NASA ), y el italiano Luca Parmitano ( ESA )– estará en el espacio durante 172 días. A sus 36 años,Parmitano es el científico más joven en formar parte de una expedición de larga duración a la ISS.

En este su primer viaje al espacio, participará en caminatas y varias labores fuera de la nave. Entre ellas, figura un experimento para prevenir la pérdida de calcio que puede sufrir el cuerpo humano en el espacio. Según explicó la astronauta Karen Nyberg , ella coordinará decenas de experimentos relacionados con la salud humana en las condiciones extremas del espacio. Los tres viajaron rumbo a la ISS para reunirse con el comandante Pavel Vinogradov y los ingenieros de vuelo Chris Cassidy y Alexander Misurkin.

Etiquetado como: