Espacio lleva 19 años en el Museo y busca mejorar la salud bucodental de los niños

Por: Irene Rodríguez 24 abril, 2013

San José (Redacción). ¿Cómo combatir caries, tener una buena salud dental y evitar enfermedades en las encías?

El Museo de los Niños es uno de los lugares para aprenderlo, desde sus inicios en 1994 tiene la sala de Sonrisas Brillantes, como uno de sus espacios emblemáticos.

Durante los últimos seis meses esta sala estuvo remozándose para tener una nueva cara.

Técnicos, pintores, diseñadores y odontólogos participaron de este proceso. La nueva cara fue revisada por miembros de la academia costarricense de odontología pediátrica.

Esta sala fue inaugurada hoy con la presencia de los niños, del Oratorio Don Bosco.

“Está muy bonita, me gusta mucho que tiene también la parte de la historia de la odontología” dijo Katherine Sánchez de 11 años.

“Cuidarse los dientes es importante para controlar las caries y estar sanos” señaló Rosblin Medina, de 11 años.

En este espacio los visitantes del museo primero se encontraran con diferentes tipos de dientes de animales como tiburones, manatíes, y personas, para que se vea cómo los dientes cambian según la alimentación de cada animal.

También se muestran las diferentes enfermedades bucodentales, y formas de cuidarse los dientes.

Además, hay un espacio que recrea un consultorio dental donde los menores podrán vestirse de odontólogos y jugar de cómo atender un paciente.

“El objetivo es educar a la niñez costarricense en un hábito tan importante como el cuidado bucodental y que también le pierdan el miedo al odontólogo” manifestó Eddy Chaves, gerente general de Colgate Palmolive quien patrocina la sala.