PLN prefiere atrasar la toma de los acuerdos para ‘no ponerlos en riesgo’

Por: Aarón Sequeira 16 abril, 2013

El 1.º de mayo de cada año, las fracciones políticas reafirman o renuevan sus liderazgos internos para enfrentar la legislatura, llena de negociaciones, de proyectos y de control político.

Este último año, los coordinadores de las bancadas afrontan las presiones electorales que recibe la Asamblea Legislativa, hasta días antes de las elecciones.

Tres bancadas definieron ya sus jefes, mientras que el oficialismo atrasa sus acuerdos, para cristalizarlos y cimentarlos lo más cerca posible del 1.º de mayo.

El Movimiento Libertario, una vez más, depositó su confianza en el secretario general del Partido, Danilo Cubero. El alajuelense fue jefe los dos primeros años de este periodo, y era aspirante a ser el segundo presidente legislativo de la alianza parlamentaria por Costa Rica.

“No se puede desconocer el tema electoral, pero hay que resguardar la agenda legislativa de los temas de la campaña electoral. No se puede renunciar al tema energético”, dijo el congresista.

Cubero fijó los intereses del Movimiento Libertario en conseguir una Costa Rica de propietarios, en el impulso al Sistema de Banca para el Desarrollo, y en endurecer el control político sobre los préstamos que la Asamblea Legislativa ha aprobado.

Cinco diputados. Rodolfo Sotomayor asumió la jefatura del PUSC al que pertenece desde noviembre pasado, cuando Luis Fishman renunció a ese puesto por desacuerdos con la no reelección del magistrado constitucional, Fernando Cruz.

El puntarenense ha sido vocero de la tendencia Convergencia Calderonista desde su aparición.

Ayer, oficialmente, sus compañeros lo ratificaron en el puesto, con lo cual toma preeminencia entre los diputados el grupo al cual pertenece Sotomayor.

“Lo primero, es mantener la comunicación con los compañeros, seguir en la senda del control político”, dijo el diputado, quien cree firmemente en el crecimiento de la Unidad, a la cual busca fortalecer.

Sotomayor insistió en que son cinco diputados (con la salida de Fishman), y que su buena relación con ambos precandidatos permitirá que se dé más fácilmente el apoyo al vencedor de la convención del PUSC, el 19 de mayo.

Ante la presión de avance de los demás partidos en la definición de papeletas para el 1.º de mayo y de coordinadores de fracción, el jefe del PLN, Fabio Molina, insiste en que las filas verdiblancas buscan la sensatez.

“Hay que tratar de entender que los procesos internos no deben dividirnos. A dos semanas del 1.º de mayo, no debemos cerrar los escenarios”, indicó Molina.

La toma de decisiones sobre el sucesor en la jefatura de fracción (puesto de coordinación con la Presidencia de la República) y la fórmula para luchar por la presidencia de la Asamblea, quedó para la próxima semana en el PLN.

“Hemos entendido que decisiones tan prematuras hacen que cualquier acuerdo se caiga”, agregó el alajuelense.

Mientras las fracciones trazan su camino, el panorama de la elección del próximo presidente legislativo aún sigue difuso, con muchos candidatos y pocas definiciones. La batuta está, al parecer, en lo que diga el oficialismo.