Archivo

De los mineros a los estudiantes

Actualizado el 29 de agosto de 2011 a las 12:00 am

En Chile estamos ante una necesidad de transformación del modelo educativo

Archivo

De los mineros a los estudiantes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Después de tres meses de protestas estudiantiles parece que los políticos chilenos no han logrado asimilar una demanda social real y contundente. El reciente paro demuestra que ya no es solo una demanda estudiantil y docente. Estamos ante una necesidad de transformación del modelo educativo que no se resuelve con negociadores hábiles, paliativos económicos, becas o “prebendas”.

Según OCDE, después de Estados Unidos, Chile es el país donde las familias deben pagar más por la educación superior, en el mundo. Las familias chilenas enfrentan una carga financiera insostenible e injusta para que sus hijos gocen del derecho de educación superior de calidad. Los/as chilenos/as se merecen una política educativa de Estado, que democratice la educación y aumente su calidad.

Dentro de las soluciones deben considerarse la inversión pública en educación y el aprovechamiento de la educación a distancia para construir un sistema de educación superior más democrático, equitativo y sostenible.

En la era del conocimiento es peligroso no adecuar las políticas públicas a la importancia de la inversión en conocimiento. Sabemos, por ejemplo, que existe una relación entre esta inversión y la crisis europea actual. Según la OCDE (2008), los países de Europa que muestran, en diez años, la menor inversión en conocimiento como porcentaje del PIB (incluye educación superior, software e investigación y desarrollo) son España, Portugal, Italia y Grecia.

Chile ha reconocido parcialmente esta importancia, pues por un lado, ocupa el segundo lugar en América Latina por su inversión en investigación y desarrollo como porcentaje de su PIB, en los últimos 10 años, según OCDE (2010). También ocupa los primeros lugares regionales en otros índices internacionales: el segundo lugar en el índice de Desarrollo Humano de Pnud (2007) y el primer lugar en el Índice de Comercio y Desarrollo de Unctad. No obstante, la inversión en educación superior y el modelo para democratizar la educación superior es el reto inminente.

La crisis y rescate de los mineros en Chile muestran con claridad el lugar de la ciencia y el peso de la inversión en conocimiento. Analizar sus componentes nos puede orientar para comprender las demandas de los estudiantes chilenos.

El mundo estuvo pendiente de lo que se convirtió en el más emblemático rescate de mineros atrapados en la vida moderna. En esa historia exitosa se combinaron ingredientes determinantes, donde el talento y el compromiso humano se dieron la mano con la solidaridad internacional que puso a disposición de Chile los más avanzados sistemas de ciencia y tecnología. Tecnologías de NASA de JAXA, de empresas chilenas y equipos de videoconferencia permitieron la comunicación de los mineros con sus familias y el mundo. Se proveyó de ropa que aprovecha la nanotecnología para facilitar la supervivencia y alimentación líquida hipercalórica. Detrás de este éxito se encuentra la inversión local e internacional en educación, investigación, innovación y desarrollo.

De los mineros a los estudiantes, la ciencia y la tecnología no son solo instrumentos de progreso y movilidad social, sino de supervivencia. Eso explica su firmeza en las calles de Chile y su rechazo a medidas paliativas.

  • Comparta este artículo
Archivo

De los mineros a los estudiantes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota