Prestar atención a lo que revelan

La minería de datos alimenta nuevos servicios e innovación

Prestar atención a lo que revelan las conductas de los usuarios en Internet es una práctica conocida como minería de datos. Esta puede ayudar a mejorar procesos existentes, crear nuevos productos o servicios para públicos especiales. El vicepresidente de Yahoo! Research para Europa, Oriente Medio y América Latina, Ricardo Baeza-Yates, visitó el país para compartir sus conocimientos en este campo y sostuvo una entrevista con La Nación.

Ricardo Baeza Vicepresidente de Yahoo!

Últimas noticias


        
       | JORGE ARCE
| JORGE ARCE ampliar

Lejos de convertirse en soga para el propio cuello, el rastro de información que las personas dejan en Internet sirve para mejorar procesos, diseñar una publicidad más efectiva y hacer que los servicios gratuitos que están en línea lo sigan siendo.

Así lo considera Ricardo Baeza-Yates, vicepresidente de Yahoo! para Europa, Oriente Medio y América Latina.

El pasado 10 de junio, el experto ofreció una charla en la Universidad de Costa Rica (UCR) titulada “Minería de las redes sociales: sabiduría de las multitudes”.

Aunque su conferencia se centró en las populares plataformas sociales, Baeza respondió de forma más amplia a las consultas de este diario, pues para él “cualquier cosa que uno haga en la web es importante y la información que ahí se encuentra es valiosa porque permite mejorar la experiencia de usuario”.

Según el experto, la minería de datos abre las posibilidades para analizar grandes cantidades de información y tendencias presentes en ella.

“Cuando se ve lo que las personas hacen en Internet, lo que les gusta y lo que no, si tienen éxito al hacerlo uno no sabe cuál es la pregunta, solo encuentra una respuesta, y, al encontrarla, debe analizar el escenario”.

”Puede ser que se enfrente a algo que no se esperaba, un patrón de uso interesante y en esos casos uno tiene que preguntarse ¿por qué ocurre eso?”.

“La minería es diferente de realizar una búsqueda. Al buscar uno sabe lo que quiere, mientras que cuando se hace minería uno está encontrando cosas que son especiales y distintas, cosas que van a permitir encontrar algo que se puede mejorar, o que se puede inventar. La minería sirve para generar innovaciones”.

¿Qué tipos de servicios podrían surgir de estos procesos de análisis? Uno de recomendaciones fotográficas, por ejemplo.

Según Baeza-Yates, “la única manera de crear un servicio de este tipo es analizar qué hacen las personas con las fotos e identificar relaciones, para saber cuáles fotos les podrían gustar. Algo que funciona bien son las recomendaciones colaborativas.

”Si yo tengo fotos favoritas que he dicho que me gustan con otra persona. Es posible que me gusten las fotos que esa persona tiene en común con otra persona. Es decir, es posible encontrar algo parecido a lo que a mí me gusta”.

Otro ejemplo sería cuando la gente hace búsquedas sobre un lugar turístico en cierta fecha o época. Son datos a los que hay que prestar atención pues, “si lo hacen millones, tantos no pueden estar equivocados”, comentó Baeza.

Es decir, los datos que se generan en la web sirven para clasificar, establecer patrones comunes y efectuar relaciones semánticas.

Beneficios. Estos análisis de tendencias no solo permiten idear nuevos productos o prestar atención a los servicios que la gente está usando e incluso necesitando. También facilitan mejoras en la publicidad desplegada en los dispositivos de quienes navegan en Internet.

Un mejor conocimiento de los usuarios y más información disponible facilita a los anunciantes introducirse en nichos específicos y crear publicidad más efectiva.

“Esto es bueno para todos, porque así los servicios pueden seguir siendo gratuitos” .

En cuanto a las redes sociales, el experto asegura que es más fácil sacar provecho de la información que se encuentra en esas plataformas “porque la gente ahí está identificada, podemos conocer datos como el género, la edad, la ubicación geográfica”.

Sin embargo, aseguró que esto no quiere decir que las empresas o grandes proveedoras de Internet estén interesados en conocer a los usuarios por nombres y apellidos.

De hecho, Baeza-Yates aseguró que la gente no tiene que temer por la información que ponen en línea, pues “muy poco saben las empresas de quién eres tú; Internet funciona con base en la confianza”.

Por ese motivo, estas compañías están obligadas a respetar la confidencialidad de los datos que sus usuarios les confían.

Baeza-Yates afirmó que aunque se necesitan recursos para hacer minería de datos, desde el propio sitio web de las compañías es posible prestar atención al usuario.

“Esto es más válido que cualquier encuesta, porque el verdadero cliente está ahí”, concluyó.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: La minería de datos alimenta nuevos servicios e innovación