21 septiembre, 2012
 La empresa de Bill Gates está en la mira del Senado de EE. UU. | AFP
La empresa de Bill Gates está en la mira del Senado de EE. UU. | AFP

Washington. EFE. El gigante informático Microsoft utilizó lagunas fiscales para evitar pagar cerca de $7.000 millones en impuestos al Gobierno de EE. UU., según un informe divulgado ayer por el Senado.

La compañía dirigida por Bill Gates trasladó $21.000 millones a filiales del extranjero, casi la mitad de todas sus ventas minoristas en EE. UU. entre 2009 y 2011, con lo que se ahorró cerca de $7.000 millones en pagos al fisco estadounidense.

Estos datos aparecen en un informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado.

“Estas lagunas fiscales y abusos suponen un coste tremendo. Lo que estas estrategias hacen es trasladar el peso de los impuestos a los ciudadanos y negocios que no cuentan con ejércitos de abogados y contables”, explicó el senador demócrata Carl Levin, presidente del Subcomité.

Por su parte, Microsoft rechazó estas acusaciones al señalar que son prácticas habituales en negocios de dimensión global.

“Los resultados fiscales de Microsoft son consecuencia de las características de su negocio, que es fundamentalmente global para operar en los mercados extranjeros de modo que podamos competir y crecer. Tanto en casa como fuera, acatamos las leyes fiscales como está escritas”, explicó Bill Sample, vicepresidente corporativo fiscal en su testimonio ante los senadores.

Levin señaló que es una práctica extendida y que, según datos del Congreso, las multinacionales estadounidenses cuentan con cerca $1,5 billones localizados en el extranjero para aprovechar mejores condiciones fiscales.

En el caso de Microsoft habría utilizado estas lagunas y estratagemas para situar su dinero en paraísos fiscales como Singapur, islas Caimán o Bermudas.