Especialistas tras causas de exceso de enfermos afectados en esa provincia

Por: Hugo Solano 5 febrero, 2013

San José (Redacción). Especialistas en medicina iniciaron este mes un estudio para tratar de descifrar porqué la tasa de hospitalización por enfermedad renal crónica en Guanacaste alcanza los 112.9 pacientes por cada 100.000 habitantes, mientras que en el resto del país no supera los 43.8 pacientes por esa misma cantidad.

Los médicos están revalorando con detenimiento a unos 300 trabajadores agrícolas con insuficiencia renal crónica atendidos en los servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en Guanacaste, para confirmar el diagnóstico.

La página en línea de la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos define la enfermedad renal como la pérdida de la capacidad de los riñones para eliminar desechos y exceso de agua del cuerpo.

Al respecto, las autoridades de la Caja mostraron su preocupación porque dicho mal aparece en pacientes jóvenes que 20 años, en promedio, mientras que en otras zonas del país se diagnostica, en su mayoría, en personas mayores de 65 años, especialmente en diabéticos e hipertensos.

La enfermedad renal crónica es un padecimiento que daña la función renal e imposibilita la filtración de los diferentes desechos del organismo, lo cual produce severas complicaciones que pueden poner en riesgo la salud de la persona afectada.

En esta investigación participa personal de los hospitales de Liberia y Nicoya, las áreas de Salud de Cañas, La Cruz, Bagaces, Liberia, Filadelfia, Nandayure, Hojancha y Nicoya, así como los servicios de Nefrología de los Hospitales Calderón Guardia y México.

La valoración forma parte de una investigación epidemiológica que inició la CCSS, el año anterior en esa provincia, con el objetivo de determinar asociaciones causales de este padecimiento que permitan efectuar intervenciones sanitarias capaces de reducir el impacto del padecimiento en esa población.

Esta etapa consiste en una valoración de la función renal de los pacientes y está a cargo de especialistas en medicina familiar y comunitaria. Adicionalmente, se están analizando las jornadas de trabajo, las franjas horarias, los hábitos de consumo de bebidas alcohólicas, los medicamentos que consumen sin prescripción médica, entre otros aspectos.

Una vez que concluye esta etapa, se iniciará una segunda fase que consistirá en la selección de controles sanos, con el propósito de efectuar las comparaciones respectivas que permitan determinar las relaciones causales.

Posteriormente, comenzará el análisis respectivo, cuyos datos preliminares podrían obtenerse a finales de este semestre y los resultados finales se ofrecerían en el mes de noviembre.

De acuerdo con el doctor Roy Wong, epidemiólogo de la Caja, durante este mes se está trabajando intensamente en la etapa de reclutamiento de pacientes con insuficiencia renal crónica, según las bases de datos institucionales a fin de entrevistarlos y efectuarles la valoración respectiva.

Wong destacó este reclutamiento se desarrolla en Liberia, Cañas, Nicoya, Bagaces, La Cruz, Hojancha, Nandayure y Filadelfia, sin embargo, cabe destacar que las dos terceras partes de pacientes afectados con insuficiencia renal crónica proceden de Bagaces, Cañas y Filadelfia.

Etiquetado como: