Por: Irene Rodríguez 16 marzo, 2013

La bebé estadounidense que se reportó con una cura “funcional” del VIH hace dos semanas, no es la única con estas características.

Médicos franceses reportaron en la revista Plos Pathogens este tipo de cura en 14 adultos.

La cura funcional se diferencia de la cura total, en que en la cura total no hay virus en el cuerpo y en la funcional sí, pero en un nivel tan bajo que no se distingue en un examen normal y se necesitan pruebas ultrasensitivas para verlo.

En la cura funcional, este nivel tan bajo de virus se mantiene de por vida y por eso el paciente no requiere medicamentos.

Los médicos exploraron un grupo de 14 adultos entre los 34 y los 66 años de edad que recibieron terapia antirretroviral durante un promedio de 7,5 años y que por diversas circunstancias dejaron la terapia durante al menos tres años.

Todos ellos lograron mantener la carga viral (cantidad de “copias” del virus en sangre) bajo control y a niveles en los que no dañaba su sistema inmunitario. Todos cuentan con algo en común que también tenía la bebé reportada con esta cura: que comenzaron tratamiento a los 10 días de infección o menos.

Alerta. La información podría abrir la puerta a nuevas terapias. No obstante, los investigadores son enfáticos en que este tema debe estudiarse mucho más y estos casos deben ser vistos como excepciones.

“Esto podría utilizarse para buscar nuevos medicamentos o vacunas. Sin embargo, la gran mayoría de los pacientes con VIH tienen cargas virales establecidas y dejar la medicación resultaría en una replicación del virus, daño a las defensas y eventual sida”, apuntó en un comunicado de prensa Mark Siedner, uno de los investigadores.