En la sede de Santa Ana, unos 250 niños y adultos también disfrutaron de un acto circense.

 6 abril, 2013

San José (Redacción). Motley baila, brinca y saluda a los niños, quienes por un segundo, olvidan que es de madera.

Esta tarde, los visitantes a la Feria Nacional de las Artes, sede Santa Ana, fueron sorprendidos por el marionetero Rándall Sánchez, y su show interactivo con marionetas de Praga, y el espectáculo de teatro itinerante Espectros de Ciudad.

Marioneta. Colgada de hilos, Motley camina a paso tranquilo por las calles aledañas a la iglesia de Santa Ana, siempre a un paso delante de Sánchez. Esta marioneta fue traída especialmente de Praga, según cuenta su “padre”. Fue tallada a mano, en madera, y pintada con tonos rojo y amarillo, dándole un aire de Pinocho.

“No es difícil hacerla bailar cuando uno tiene experiencia”, cuenta el marionetero, quien aprendió a manipularlas desde pequeño, y hace tres años empezó con su show interactivo.

Estatuas vivientes. Con el cuerpo pintado de blanco, y vistiendo ropa de época, los miembros del Grupo Teatral Reflejos veían inmóviles al público. En eso, una melodía empezó a sonar por alto parlante. Era la señal para despertar del largo sueño y los “espectros de la ciudad” empezaron a caminar hacia el público.

Así dio comienzo la obra de arte callejero “Espectros de Ciudad” que se prolongó por más de media hora y acaparó la atención de quienes disfrutaban la tarde soleada en el festival.

Etiquetado como: