César Lizano entró de segundo, a tan solo 14 segundos después del ganador del día

 18 noviembre, 2013
 Mario Allende (dorsal 2) le gana el pulso a Gustavo Mora (centro) en los primeros minutos del recorrido. César Lizano acecha atrás. | RAFAEL PACHECO
Mario Allende (dorsal 2) le gana el pulso a Gustavo Mora (centro) en los primeros minutos del recorrido. César Lizano acecha atrás. | RAFAEL PACHECO

Finalmente, el mexicano Mario Allende sí fue mejor que los atletas costarricenses y se dejó la segunda edición de la Lindora Run, que fue muy disputada hasta sus últimos tramos.

Si algo quedó claro luego de ser testigos del desempeño del azteca, fue que la estrategia y la mente juegan un papel igual de importante que las ganas y la velocidad.

Más de 3000 personas se reunieron ayer en Lindora a las 7 de una mañana calurosa, con miras a despegar hacia una ruta laberíntica por los residenciales de Santa Ana.

Desde hace mucho tiempo no se observaba una batalla por la cima tan cerrada, y especialmente, por tantos corredores a la vez.

Al menos 5 o 6 atletas lideraban el pelotón; eso sí, con Gustavo Mora y Allende como sus comandantes principales.

Fue en el sector de Pozos, a dos kilómetros para el final, cuando César Lizano puso su estrategia en juego y apretó hasta la punta, sorprendiendo al mismo mexicano.

Sin embargo, el azteca también contaba con una carta bajo la manga, y esa era nada mas y nada menos que otro tanque de oxígeno.

Tal vez, Lizano había escogido el momento inoportuno para accelerar su paso, pues concluyó la carrera a 14 segundos del azteca, que cuando llegó a la meta no parecía estar tan exhausto.

“Lo que distingue a un gran atleta es la mentalidad.

“Nosotros (Allende y el otro mexicano, César Miravette) somos corredores muy humildes y no veníamos con la idea de hacer pelea, solo hacer nuestra labor”, contó el azteca, que apenas sudaba.

Por otro lado, la sancarleña Cristina Marín le ganó el pulso a Norma Rodríguez en otra lucha que se decidió cercano a la meta.

Marín ganó la categoría femenina con 12 segundos de ventaja.