El exgerente de la carretera San José-Caldera negó esta mañana participación decisoria sobre la construcción de la trocha

Por: Aarón Sequeira 19 febrero, 2013

San José (Redacción). El exgerente de la carretera San José-Caldera Manuel Abarca, negó esta mañana participación decisoria sobre la construcción de la trocha fronteriza.

De ello lo acusan testimonios dados en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, que le fueron recordados por los diputados Manrique Oviedo y Walter Céspedes.

Abarca adujo que nunca fue asesor del exministro de Obras Públicas y Transporte Francisco Jiménez, sino que solo lo mandaban una vez a la semana, dos al mes, a evaluar temas relacionados con las fuentes de material, o sea los tajos.

Oviedo trajo a colación dos criterios que señalaban a Abarca como cobrador de Jiménez, lo cual este negó, y adujo que ni siquiera tuvo contacto con las empresas.

En cuanto al vehículo que la supervisora Cano Cacisa tenía a préstamo para el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Abarca aceptó haberlo usado, recordó que derrapó y tuvo varios daños.

Los informes que el exgerente de la vía a Caldera presentó a Jiménez sobre los tajos eran orales, por lo cual aseguró que no hay evidencia escrita alguna.