Por: Marvin Barquero 20 abril, 2013

La oferta de varios productos agrícolas, como tomate, repollo, zanahoria, lechuga y cebolla, así como de frutas, entre ellas papaya, sandía y fresa, se reduce con la lluvias.

Así lo revela un estudio solicitado al Programa Integral de Mercadeo Agropecuario (PIMA), que administra el Centro Nacional de Abastecimiento y Distribución de Alimentos (Cenada).

El análisis se basa en los índices estacionales de oferta y precios que lleva ese mercado mayorista, en un periodo histórico del 2005 al 2012.

Con un índice estacional se obtiene información sobre lo que se espera que suceda, pues se calcula con datos históricos, explicó Evelyn Morera, del Sistema de Información de Mercados Mayoristas (SIMM) del Pima-Cenada.

Se estima que, conforme avanza la estación lluviosa, baja la oferta de algunos alimentos frescos. La situación es más fuerte a partir de junio, aseveró el Pima-Cenada.

Dicho fenómeno afecta la disponibilidad de tomate, repollo verde, zanahoria, lechuga americana, chayote tierno, cebolla, papaya, piña, naranja dulce, sandía, fresa y mora. Al contrario, se incrementa el volumen de papa, chile dulce, pepino y plátano verde.

Una menor oferta hace que los precios aumenten.

Francisco Brenes, director regional del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en el Valle Central Oriental, explicó que la humedad facilita el desarrollo de enfermedades y hongos y las pérdidas de cultivos. Además, algunos agricultores no se arriesgan a sembrar por esta misma situación.

Erick Quirós, director superior de operaciones regionales del MAG, advirtió que la próxima temporada de huracanes y ciclones (que se espera muy fuerte) puede afectar a los productores.