Archivo

La lluvia no mermó los ánimos de los jóvenes que llegaron a ver al rapero

Actualizado el 02 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

La lluvia no mermó los ánimos de los jóvenes que llegaron a ver al rapero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El fuerte aguacero que cayó justo cuando las puertas del Estadio Nacional se abrían para dejar entrar a los fanáticos del rapero Pitbull, no aguó los deseos de disfrutar de un concierto sin igual.

Aunque cerca de las 5 p. m., las filas para ingresar al recinto de La Sabana no eran grandes en tamaño, sí lo eran en entusiasmo y deseo por escuchar al intérprete de I Know You Want Me .

El mejor ejemplo lo dieron Ivonne Quesada y Charline Viales, dos amigas que desde las 9 a. m. llegaron al Estadio con entrada en mano y en busca de una fila que ni siquiera se había formado.

“Cuando llegamos no había nadie, ni letreros que dijeran cuál era la fila que nos tocaba. Solo había dos guardas que tampoco sabían dónde iban a estar, pero igual estamos contentas de poder estar de primeras”, afirmó Charline, vecina de Santa Ana.

Ella y su amiga de San Carlos asistieron el domingo al concierto de Gigantes y, prácticamente, no durmieron para poder venir a ver al cantante Pitbull.

Estudiar primero. Si bien el público que asistió anoche al concierto eran jóvenes en su mayoría, algunos niños se acercaron a escuchar al que llaman su “ídolo”. Ariana Gutiérrez, de 10 años y vecina de Curridabat, llegó cerca de las 4 p. m. a hacer fila con su padre y confesó que antes de venirse tuvo que estudiar para los exámenes de hoy y mañana, para asistir al concierto.

“Estudié muy duro, pero me lo aprendí todo. Vengo dispuesta a cantar todas las canciones, en especial Sube las manos pa’arriba ”, dijo la pequeña fanática.

Nicole Carr, Karina Carmona, Sofía Muñoz y Freddy Carmona, cuatro amigos de Desamparados, escogieron el concierto de Pitbull como el primer evento masivo al que asisten juntos. Desde las 11 a. m., se trasladaron hasta La Sabana para ser los primeros en la fila del sector de platea este. Sin embargo, a las 3 p. m., el hambre los atacó y por irse a buscar un bocadillo, una fila de al menos 50 personas los sorprendió regreso.

“Cuando llegamos no había nadie y ahora que regresamos se vino la lluvia y quedamos de últimos en la fila”, dijo, entre risas, la joven Nicole Carr.

PUBLICIDAD

Unos minutos antes de las 5 p. m. un fuerte aguacero cayó en el sector de La Sabana. Por espacio de media hora, la lluvia hizo aparecer capas y sombrillas entre quienes ingresaban al Estadio, cuya afluencia comenzó a aumentar hasta después de las 6 p. m.

  • Comparta este artículo
Archivo

La lluvia no mermó los ánimos de los jóvenes que llegaron a ver al rapero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota