Transcurrió de forma pacífica y contó con masiva participación

Por: Alberto Barrantes C. 8 marzo, 2013

San José (Redacción). De manera pacifica, con gente bailando al son de una cimarrona, con tambores y trompetas llegó a eso de las 11:40 a. m. a Casa Presidencial en Zapote, la marcha multitudinaria de educadores y empleados públicos que se oponen al proyecto de ordenamiento de salarios públicos.

Entre los asistentes están representantes de la Unión de Empleados de la Caja Costarricense del Seguro Social (Undeca), la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (Apse) la Asociación Nacional de Educadores (Ande) y el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC).

También se unió a la protesta el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) y la Central General de Trabajadores (CGT).

Llegaron docentes de Nicoya, Siquirres y otras zonas del país, donde no se impartieron lecciones.

Beatriz Ferreto presidenta del sindicato de APSE, afirmó que fue una manifestación grande, que refleja la unión de los sindicatos.

Dijo que se unieron miles de trabajadores, en su mayoría mujeres, que son el 75% del sector docente.

“Refleja el descontento del sector público con el gobierno y también se marcha para clamar por los derechos laborales de las mujeres hoy que se celebra el Día Internacional de la Mujer”, concluyó.

Marena Rodriguez, docente de la escuela de Salitral de Santa Ana, dijo que van a luchar por no perder las anualidades y las pensiones. Añadió que ayer todo el personal acordó participar en la huelga.

En la Presidencia efectivos de la Fuerza Pública resguardaron la entrada y velaron por el orden.

El paso vehicular se cerró frente a la Casa Presidencial, pero oficiales de Tránsito lo ordenaron desviándolo por calles cercanas.