22 mayo, 2013

Washington. EFE. Microsoft desveló ayer su apuesta en el futuro para el entretenimiento doméstico, proyecto centrado en la Xbox One , su nueva consola de juegos que debutará este año y que heredará el exitoso legado de su actual Xbox 360.

La compañía enseñó el Xbox One en un evento donde detalló las capacidades principales del dispositivo, pero sin demostraciones de su rendimiento con juegos.

Xbox One fue creada “desde cero” y su aspecto recuerda al tradicional reproductor DVD. Pensada para instalarse en posición horizontal, tiene con disco duro de 500 Gb, un procesador de 8 núcleos x86, conexión inalámbrica, tres puertos USB, uno HDMI y además lector de discos tecnología Blu-Ray.

El dispositivo estará a la venta a fin de año para suceder a la Xbox 360, de que se vendieron 77 millones de unidades desde finales de 2005.

El Xbox One permite al usuario pasarse de manera instantánea entre un videojuego, un programa de televisión y la navegación por Internet, e integra el sistema de comunicación por Internet Skype para permitir videollamadas.

Además, como viene con accesorios Kinect introducidos por la compañía en el 2010, el aparato es capaz de identificar movimientos y voces, con lo cual puede responder a comandos de voz del usuario.

Los rivales japoneses de Microsoft, Nintendo y Sony están en el proceso este año de también renovar su oferta de consolas de juegos, cuya última generación tiene más de seis años.

Etiquetado como: