Municipio va a negociar otro servicio por 15 días mientras consigue solución

 18 enero, 2013

Limón. Las bolsas de basura son parte del paisaje de esta ciudad pues desde el miércoles la Municipalidad no recoge los desechos, principalmente en los barrios del distrito central.

La acumulación de basura inunda el ambiente de malos olores, moscas e incluso atraen a zopilotes que se posan sobre las bolsas en busca de comida. Además, perros callejeros, y hasta indigentes, buscan alimentos o productos que puedan utilizar.

En un recorrido realizado este jueves se comprobó el problema y el descontento de los ciudadanos en barrios como Corales, Pacuare, Limoncito, Roosevelt, Santa Eduviges, Moín y Parquecito Asís Esna.

El vencimiento del contrato para la recolección y depósito de desechos en el relleno de Santa Rosa es la razón por la que el Ayuntamiento no puede recoger la basura.

El problema se agrava porque el municipio no podrá hacer uso del relleno hasta este domingo, cuando termina el contrato.

Cinthya Small, alcaldesa interina, explicó que el alcalde, Néstor Mattis, se fue de vacaciones sin delegar funciones.

Por esta razón, dijo la funcionaria, trabaja desde el miércoles en la contratación directa por 15 días de una empresa, mientras se completan los documentos a presentar ante la Controlaría General de la República para un nuevo contrato.

“Al ingresar ayer (miércoles) mi sorpresa fue encontrarme que ya no tenemos contrato para la recolección de desechos. Por el momento, nos hemos concentrado en recolectar los desechos del casco central con maquinaria de la municipalidad”, indicó.

Los pobladores de Pacuare sacaron su basura, debido a que el camión pasa este normalmente los jueves.

Extrañados de que a mediodía no pasaron los recolectores, algunos afirmaron que se verían obligados a quemar los desechos o usar lotes vacíos , clandestinamente.

“En mi caso no voy a guardar la basura en mi casa, así que tocará tirarla en la esquina, como todos”, afirmó Eduardo Murillo, quien es poblador de barrio Pacuare.

Una de las preocupaciones es que la basura acumulada aumente el riesgo de la aparición del zancudo transmisor del dengue o reduzca la llegada de turistas.

Etiquetado como: