Archivo

letras de cambio

Actualizado el 18 de agosto de 2012 a las 12:00 am

Archivo

letras de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A menos de tres meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la campaña política va calentando. El candidato republicano, Mitt Romney, recién designó su compañero de papeleta en el puesto de vicepresidente: el joven representante de Wisconsin, Paul Ryan. La escogencia ha llamado la atención, ya que Ryan es, según algunos analistas, uno de los candidatos a vicepresidente más conservadores que jamás se haya designado en Estados Unidos.

Es de esperar que la discusión sobre política económica tienda a polarizarse aun más durante la campaña electoral. De ganar las elecciones Obama, tendría fuerzas renovadas para impulsar el cambio de rumbo que ha venido proponiendo, hacia una economía mas "socializada". Producto de la reciente crisis, los críticos del modelo "capitalista salvaje" encontraron en Obama al "gran reformador". Bajo la idea de que el sistema capitalista deja desprotegidos a muchos ciudadanos, las reformas que proponen van en la dirección de un Estado más grande, más interventor. El Obamacare, por ejemplo, le asigna un rol más grande al Estado, otorgando atención médica gratuita a un grupo más grande de la población. Para financiar este nuevo esquema, que obviamente implica mas gastos para el Gobierno, Obama propone cobrarles mas impuestos a los ricos.

Los republicanos, ahora reforzados con las ideas de Ryan, vuelven a ver lo que sucede en Europa, mucho más "socializada" que Estados Unidos, y se asustan. Ellos proponen mantener la “manera americana”, en el que cada quien se las arregla por si mismo. Esto se fundamenta en la idea de que nadie sabe más de lo que cada uno necesita que uno mismo. Por eso el Gobierno debe intervenir lo mínimo posible en las actividades de la vida privada de las personas, y sólo se justifica su intervención para proteger a los ciudadanos más vulnerables.

De ahí que Ryan haya propuesto una reforma a la seguridad social muy diferente a la de Obama, en la que, básicamente, se le daría un mayor poder de decisión a los asegurados en como gastar la plata de la seguridad social, y con ello una mayor eficiencia en el uso del dinero. Con esta y otras ideas similares, los republicanos buscan reducir el gasto estatal y así balancear el enorme déficit que tiene ahora Estados Unidos. Incluso, Ryan ha propuesto que se podrían reducir los impuestos a los ricos, lo que provocaría un mayor incentivo a producir, generando más actividad económica y empleo dentro de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

En fin, los dos partidos proponen ideas radicalmente diferentes en lo sustancial. Hace pensar que esta elección podría convertirse en un punto de inflexión en el modelo de desarrollo de los Estados Unidos.

  • Comparta este artículo
Archivo

letras de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luis Mesalles

Obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada.

Ver comentarios
Regresar a la nota