Por: Marvin Barquero 10 abril, 2013

Danilo Montero

Director generalde Acorde

¿Por qué se avanza tan poco en ayuda a las pymes?

Como casi todo en este país, el camino está empedrado de buenas intenciones. Me parece que todo el aparato, empezando por el MEIC, está haciendo inmensos esfuerzos, la gente en banca de desarrollo, la ministra, el viceministro... Están metidos de corazón. Especialmente en este Gobierno. El problema es que estamos ante una serie de trabas formales: que el formulario, que si el visto bueno, que si el triple chequeo. Ahí es donde se ve que en la práctica es complicado.

¿Cuáles problemas causan?

Le pongo el ejemplo de las mujeres microempresarias en Acorde: banca de desarrollo acordó financiar el 70% del proyecto. La idea es promover grupos de 25 señoras, pero la máquina se trabó cuando llegaron 23. Dijeron que por eso ya no van a girar los fondos. Detalles como esos frenan los planes.

Pero el sector de mipymes paga muy bien los créditos...

Es un sector complicado, buena paga pero requiere seguimientos. Son vulnerables, con un cliente importante que no le pague, el negocio se acaba, pues dependen mucho de ese contrato. Si le venden al chino de la esquina o al Gobierno, y si no les pagan, se caen. Los números son muy peculiares. Por eso este sector requiere mucha más flexibilidad. Nos hemos dado cuenta de que en enero y febrero hay que darles periodo de gracia, pues no tienen capacidad para poner al día sus cuentas.

Etiquetado como: