Por: Aarón Sequeira 27 febrero, 2013

San José (Redacción). El diputado de Renovación Costarricense, Justo Orozco, pidió disculpas esta tarde en el Plenario de la Asamblea Legislativa, por declaraciones en las que refirió que solamente reconoce a los homosexuales “cuando sueltan el plumero”.

“En realidad veo que una gente insiste en que los he ofendido, yo no he ofendido a nadie. Yo le pido perdón solo a Dios, pero si un grupo de ciudadanos se sienten afectados, nada cuesta. De verdad que eso dignifica”, comentó el legislador.

La decisión de Orozco vino después de conversar con varios de sus compañeros legisladores y además con el comité ejecutivo de su partido, que él mismo preside.

“Soy un ciudadano común. Lo que hice fue utilizar los términos del pueblo”, insistió el diputado. Justo Orozco aclaró que no es pastor, como han dado en decir algunos sectores a raíz de la polémica.

Eso sí, el congresista dijo que no va a dejar la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos, que tuvo en agenda el proyecto de ley de sociedades de convivencia. Ese proyecto no tuvo éxito bajo la gestión de Orozco.

El diputado de Renovación no buscará seguir al frente del foro, pero dijo que si se lo ofrecen, no lo rechazará. “Posiblemente ni me lo van a ofrecer, pero no lo voy a pelear”, dijo.

Etiquetado como: