5 abril, 2013

Ciudad Quesada. Tras despedirse de funcionarios administrativos, Johnny Chaves caminó hacia su auto para dirigirse al apartamento. Eran las 10:35 p. m. del miércoles.

En ese momento tenía claro que su función como entrenador de Los Toros del Norte había terminado, pues 48 horas antes la directiva había decidido que quedaría cesante si el equipo no derrotaba al Cartaginés, resultado que no se dio ya que el choque terminó 0 a 0.

Tan clara tenía su situación que minutos antes en el camerino se despidió de sus jugadores y les deseó suerte.

Lo que Chaves nunca esperó, es que en el momento mismo en que se disponía al vehículo, se apareciera el exjugador Geiner Segura para comunicarle que la directiva quería hablar con él de inmediato.

Chaves cuenta que más sorprendido se sintió cuando el presidente Rónald Solís le comunicó que la decisión del directorio era que debía seguir al frente del equipo y sin condicionamiento alguno.

“Honestamente no esperaba que me pidieran que me quedara. Yo daba por un hecho que los directivos ejecutarían el acuerdo tomado el lunes y menos esperaba que me ratificaran hasta el final del Torneo sin condiciones”, confesó Chaves ayer luego de compartir un asado con sus jugadores.

El técnico confesó ayer que la decisión de la directiva y el respaldo de los jugadores hacen que se sienta honrado pero también comprometido a mejorar el accionar del plantel y evitar el descenso.

“Qué la situación está difícil está difícil pero seguimos vivos y vamos a hacer valer las opciones de quedarnos en Primera”, agregó.

Etiquetado como: