Archivo

Espacios grandes o pequeños pueden ayudar a la conservación

Cuando los jardines se vuelven un nido para aves en la ciudad

Actualizado el 05 de junio de 2013 a las 12:00 am

Árboles y plantas proveen alimento, descanso y un lugar de anidación

Especies nativas son hogar natural de aves y requieren poco mantenimiento

Archivo

Cuando los jardines se vuelven un nido para aves en la ciudad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tal vez usted tiene un jardín o una terraza con una planta por aquí y por allá, que le da vida a su hogar, pero no sabía que, grande o pequeño el espacio –poco importa–, su patio podría convertirse en oasis para pájaros en medio de la ciudad.

Con el crecimiento de las zonas urbanas, los científicos han tratado de incluir nuevas estrategias de conservación de la biodiversidad, entre ellas, plantar árboles y arbustos en parques y jardines, pues disminuyen, en cierta medida, los efectos negativos de un hábitat fragmentado y desfavorable.

Las plantas proveen un lugar de descanso, alimentación y anidación a aves y otras especies.

“Cada ave tiene la capacidad de volar una distancia de un solo tiro. Esta distancia varía de una especie a otra, pero si en la ciudad tenemos árboles en los patios, aceras y parques, aumentamos la posibilidad de que más especies circulen por la ciudad”, dijo Randall García, ingeniero forestal y director de INBio.

Al igual que usted, que necesita detenerse para comer, ir al baño o estirar un poco los pies cuando viaja a algún destino lejano, las aves silvestres necesitan un lugar para descansar y alimentarse cuando migran desde un espacio boscoso, en las orillas de la ciudad, a otro; o bien, otras especies necesitan un hogar dentro de la ciudad.

Manos a la obra. ¿Cómo puede convertir su jardín en este refugio?

“Lo importante es crear un espacio que les guste, aprovechando todo tipo de planta. (...) También puede poner pedazos de fruta como plátano y papaya, semillas como alpiste y agua”, sugiere Roy May, presidente de la Asociación Ornitológica de Costa Rica (AOCR).

El tipo de arbustos o plantas que siembre en su jardín depende del tamaño de este, pero es importante que sean nativas. Árboles como el guitite, dama, amapola, aguacatillo, cacho de venado, guarumo y guayaba, son los recomendados por May.

Si tiene un espacio más limitado, especies como heliconias, rabo de zorro, zorrillo real o aloes, pueden ser opciones para dar refugio a especies como colibríes. “La mejor época para sembrarlos es en los primeros meses de invierno porque así las plantas están arraigadas para el verano y es más probable que sobrevivan”, añadió García.

PUBLICIDAD

El presidente de la asociación de ornitólogos explicó que entre las aves que se pueden atraer al Valle Central están las viudas, yiguirros, comemaíz, palomas, tórtolas, pájaro bobo, saltador, soterrey, reinitas, chorchas, caciques, carpinteros, pechos amarillos, pericos y oropéndolas. Aclaró que si se quiere atraer aves, debe evitar que los gatos anden por el jardín.

Créditos

Información de especialistas.

La información se basa en la publicación Árboles y arbustos de importancia para las aves del Valle Central de Costa Rica , escrita por Armando Estrada y Julio Sánchez. Esta publicación fue un proyecto en conjunto entre el INBio y el Museo Nacional, y contó con el apoyo del Ministerio de Cultura y Juventud y la Embajada de Noruega. También se consultó al biólogo especialista en botánica, Armando Soto, del INBio.

  • Comparta este artículo
Archivo

Cuando los jardines se vuelven un nido para aves en la ciudad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota